Romero, profeta en su tierra y santo de América

Romero, profeta en su tierra y santo de América

En solo tres años como arzobispo cambió la historia de El Salvador. Con su humildad, su humanidad, su fuerza transcendente y su martirio, pasó a la historia y a la eternidad. Monseñor Romero, nuestro profeta y santo, el mejor hijo y padre de El Salvador, el más universal de Centroamérica.

No debería importar quien gane

No debería importar quien gane

Los más de cinco programas políticos de campaña, de otros tantos partidos políticos, elaborados en el pasado y de bastantes programas quinquenales que he tenido la oportunidad de leer, acumulan un pasado de promesas incumplidas en El Salvador con objetivos y metas de programas de gobierno archivados y que bien podrían servir de cuñas para evitar que las puertas se golpeen con los esporádicos vientos.

Monseñor Romero de América y del mundo

Monseñor Romero de América y del mundo

La beatificación de Monseñor Óscar Arnulfo Romero Galdámez (Ciudad Barrios, 1917 - San Salvador, 1980), conocido a nivel latinoamericano y mundial como San Romero de América, es un parteaguas histórico no solo a nivel religioso sino también político, social y cultural, que ubica al obispo mártir asesinado por odio a la fe en una instancia universal.

Nadie es profeta en su tierra

Nadie es profeta en su tierra

Fiesta, en medio de un país lleno de rebeldías, de polarizaciones, de absurdos berrinches. Fiesta es lo que se vivió este sábado pasado. La Iglesia...

(
)
(0)
Institucionalidad

Institucionalidad

La institucionalidad en El Salvador está debilitándose poco a poco y son pocas las instituciones que pueden rescatarse de esta situación. Unas por...

(
)
(0)
La neoliberal Dilma Rousseff

La neoliberal Dilma Rousseff

La popularidad de Dilma en dos años ha caído del 65 % al 13 % y dejemos de lado la corrupción política, con el mensalao y el caso Petrobras y la...

(
)
(0)
Abramos la caja de Pandora por nuestro bien

Abramos la caja de Pandora por nuestro bien

Pandora, según la mitología griega, es la primera mujer a quien Zeus entregó una jarra que contenía todos los bienes, para que se la regalara a...

(
)
(0)
El problema de El Salvador somos los salvadoreños

El problema de El Salvador somos los salvadoreños

En ocasión de la beatificación de Monseñor Romero he reflexionado sobre algunas cuestiones que me gustaría compartir. En los setenta Monseñor...

(
)
(0)
 Tragedia, rabia, impotencia, incertidumbre...

Tragedia, rabia, impotencia, incertidumbre...

“Vivimos una tragedia de gran magnitud que produce rabia, impotencia e incertidumbre. A muchos, miedo de no regresar a su casa cada día. A los del...

(
)
(0)
 ¡Ya basta!

¡Ya basta!

Tenemos que unirnos y decir ¡Basta de tanto espionaje y porquería mediática!

(
)
(0)
Por el Imperio del Derecho
La Convención de Panamá

La Convención de Panamá

40 años han transcurrido desde que se promulgó la Convención Interamericana sobre Arbitraje Comercial Internacional, más conocida como la &ldquo...

(
)
(0)
Voluntad popular y reparto del poder

Voluntad popular y reparto del poder

Conocido el desenlace de las pasadas elecciones, por fin se instaló el martes 19 pasado la legislatura que debería haber comenzado su labor el 1...

(
)
(0)