Erick W. M. fue condenado a 12 años de prisión, luego de ser encontrado culpable del delito de agresión sexual contra menor incapaz. La pena fue impuesta en el Tribunal Primero de Sentencia, de San Salvador.

De acuerdo a los informes de la Fiscalía General de la República (FGR), W.M., residente de una colonia en el municipio de Apopa, al norte de la capital salvadoreña, engañaba a la niña de 6 años de edad, quien era vecina del imputado, y abusaba de ella al interior de su casa.

Los hechos sucedieron a comienzos del presente año, señalaron las investigaciones.