Corea del Norte elevó hoy el tono de sus amenazas y mencionó la posibilidad de un ataque nuclear contra Estados Unidos, pocas horas antes de una nueva reunión del Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York en la que se esperan más sanciones contra el régimen comunista.

Un portavoz del Ministerio del Exterior norcoreano acusó a Washington de querer una guerra nuclear.

La sesión del Consejo de Seguridad fue convocada tras el test atómico que Pyongyang llevó a cabo el 12 de febrero y que fue condenado a nivel internacional. Mientras tanto, las tropas surcoreanas fueron puestas en alerta a causa de los "masivos" ejercicios militares que está preparando su vecina del norte.

Un portavoz del Ministerio de Defensa en Seúl dijo que sus fuerzas están listas para hacer frente a potenciales provocaciones.

El martes, Pyongyang amenazó con dejar sin efecto el armisticio que puso fin a la Guerra de Corea en 1953 a causa de las "medidas de confrontación" de Corea del Sur y Estados Unidos, que realizaron maniobras militares conjuntas en la zona.