Tensión. Un surcoreano observa al líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, hablar sobre la prueba atómica submarina efectuada ayer por Pyongyang.

15
países integran el Consejo de Seguridad de la ONU.
Corea del Norte volvió ayer a hacer escalar la tensión al desafiar a la comunidad internacional con una exitosa prueba atómica subterránea que fue condenada en una sesión de urgencia por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

El gremio, en una sesión de urgencia, condenó “con fuerza” el nuevo test nuclear y anunció que adoptará las “medidas pertinentes”, señaló en un comunicado. El consejo de 15 naciones, que incluye a China, mostró una condena unánime al test y quiere iniciar de inmediato el debate para adoptar las medidas apropiadas contra el país comunista. Todo apunta que adoptará nuevas sanciones.

Incluso China, el más estrecho aliado de Corea del Norte, reaccionó con inusual firmeza contra la prueba nuclear, convocando al embajador norcoreano y llamando a Pyongyang a cumplir con sus obligaciones internacionales.

Según el país comunista, la prueba se realizó con un artefacto “miniaturizado y más liviano con una mayor fuerza explosiva” y de manera “segura y perfecta”, con el objetivo de servir a la seguridad nacional y en respuesta a la política de confrontación que lleva a cabo Estados Unidos, señalaron los medios estatales.

Posteriormente, el Ministerio del Exterior de Pyongyang publicó un comunicado en el que justificó la prueba como una medida de autodefensa y advirtió que supone solo una “de las primeras medidas”. Si Estados Unidos “lleva a cabo un comportamiento hostil contra la República Popular”, habrá un segundo y un tercer paso, advirtió.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, conversó con su par surcoreano, Lee Myung-bak, para “coordinar” la respuesta al test nuclear, informó la Casa Blanca en Washington.

“El peligro que representan las actividades amenazantes de Corea del Norte garantiza la adopción de ulteriores medidas rápidas y creíbles por parte de la comunidad internacional”, afirmó Obama en una declaración escrita emitida en la mañana.

Avisaron a EUA

Corea del Norte avisó con anterioridad al Departamento de Estado de Estados Unidos de su intención de hacer un ensayo nuclear subterráneo, aunque no especificó la fecha, informaron ayer fuentes oficiales estadounidenses.

“Corea del Norte informó al Departamento de Estado de su intención de llevar a cabo una prueba nuclear, sin citar ningún momento específico”, dijo la portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Victoria Nuland, en su rueda de prensa diaria en Washington, D. C.

En tanto, el Ministerio de Defensa en Moscú anunció que analizará la situación en la frontera con Corea del Norte.