El Salvador - Agosto 30, 2015

GD Radio

Cuidado con consumir alimentos descompuestos

Mujer
  • Mujer

Manipula cuidadosamente los alimentos tanto crudos como cocidos y cerciórate de que estén en buen estado antes de cocinarlos o consumirlos.

19 de Abril de 2013 a la(s) 10:42 / Reina María Aguilar

Archivado en Chef cocina planbella platillo receta

A veces por falta de tiempo y otras veces por descuido, no nos percatamos que algunos alimentos reservados o guardados en el refrigerador o en la alacena, ya no están aptos para consumirlos y esto es muy delicado para la salud.

Entre los efectos por comer alimentos descompuestos está desde un simple dolor de cabeza y el clásico salpullido, hasta trastornos severos del aparato digestivo, como una diarrea fuerte con calentura que a su vez conlleva a la deshidratación.

Es por eso que es conveniente manipular cuidadosamente los alimentos y cerciorarse de que estén en buen estado, no te guíes a simple vista. Por ejemplo, la carne de res se echa a perder pronto si no se refrigera, es fácil detectar esto debido al fuerte olor que despide. Pasa lo mismo con los pescados y mariscos, aunque en las pescaderías los tengan exhibidos sobre una cama de hielo, el aire y el ambiente les afecta. No dejes los alimentos enlatados en su recipiente original, luego que los destapes, pásalos a un depósito de material plástico y de vidrio y refrigéralos. Cuando descongeles un alimento, consúmelo ese mismo día o cocínalo, pero no vuelvas a congelarlo porque se contamina.

Quizá te pueda interesar

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.