El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, inauguró hoy la XL Cumbre Ordinaria de Jefes del Estado del Sistema de la Integración Centroamericana (Sica), a la que asisten otros cuatro mandatarios centroamericanos, excepto la de Costa Rica, Laura Chinchilla.
 
Tras dar la bienvenida a sus colegas centroamericanos en un acto en la Casa de los Pueblos, antigua Casa Presidencial, en Managua, Ortega dio por inaugurado la cumbre en la que Nicaragua traspasará a Costa Rica la presidencia pro témpore del Sica.
 
"Este encuentro tiene una agenda muy completa", declaró a medios oficiales la primera dama nicaragüense, Rosario Murillo, que ejerce el 50 % del poder en el país, delegado por Ortega, poco antes del inicio de la reunión.
 
Durante la reunión el gobernante nicaragüense entregará la presidencia pro témpore del Sica al canciller de Costa Rica, Enrique Castillo, en representación de la mandataria de ese país, Laura Chinchilla, ausente en la cita.
 
Chinchilla delegó en su canciller Castillo recibir la presidencia pro témpore, en el marco de la medida de protesta que ha mantenido durante la gestión de Nicaragua en el Sica por los conflictos fronterizos que ambos países dirimen en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).
 
Además de Nicaragua y Costa Rica, el Sica tiene como miembros plenos a Belice, El Salvador, Guatemala, Honduras y Panamá, y como asociado a República Dominicana.
 
La República Dominicana ha planteado hoy durante la reunión ordinaria que desea ser miembro de pleno derecho del Sica.
 
La finalidad de esa solicitud es la de ampliar y consolidar una mayor interacción política, económica, cultural, educativa y empresarial con los países de esa región, expuso el canciller dominicano, Carlos Morales Troncoso, a través de un documento.
 
El funcionario, que participa del encuentro en representación del presidente del país, Danilo Medina, expresó que partiendo de la idea de que la integración no es un fin en sí mismo, sino un medio para el desarrollo de los pueblos, "nuestro principal desafío es llevar el proceso de integración hasta la población".
 
En la cumbre participan los gobernantes de Guatemala, Otto Pérez Molina; El Salvador, Mauricio Funes; Honduras, Porfirio Lobo; Panamá, Ricardo Martinelli; además del anfitrión Ortega.
 
Belice está representado por el embajador en Guatemala y concurrente para Nicaragua, Alfredo Martínez.
 
Según el Gobierno de Managua, en la reunión participan, además, como observadores, delegaciones de Corea del Sur, Estados Unidos, España, Francia, Japón, Perú, Rusia y Taiwán.
 
También como invitados especiales representantes de las Cancillerías de México y Haití, según el Gobierno de Managua.