La transición de la televisión analógica a la digital podría realizarse en un plazo de tres años y con un bajo costo económico si el país opta por el formato europeo o DVB (Digital Video Broadcasting), según argumentó Julián Seseña, consultor para Latinoamérica de esa misma compañía.

El delegado presentó ayer las principales características del estándar europeo a representantes de la televisión local, empresas y universidades.

“Una de sus ventajas más claras es su bajo costo, esto ha hecho que la mayor parte de países que han optado por el sistema DVB han podido transitar de la televisión analógica a la televisión digital a los costes más baratos posibles, digitalizando a todo el país sin incidentes”, declaró el experto en esta tecnología.

Afirmó que si se eligen otros estándares que requieran períodos largos de transición significa un doble costo, pues se deben alternar las transmisiones de la televisión analógica con la digital. En consecuencia, el espectro radioeléctrico que se consume para esa transmisión doble no se utiliza para otra actividad económica.

La Superintendencia de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET) evalúa los formatos de TV digital estadounidense (ATSC) y el modelo japonés (ISDB-T).

El que la mayoría de los televisores que llegan al país procedan de Estados Unidos no es un problema para que el país opte por el estándar europeo, afirmó Seseña, pues a estos equipos se les puede colocar un descodificador para recibir la señal del sistema DVB sin distorsiones.

El costo de los descodificadores para el estándar europeo es de $10, muy bajo en comparación a otros estándares, según Seseña, lo que facilita la digitalización pues garantiza que los aparatos de todo tipo puedan seguir siendo utilizados y no solo los que llegan de última generación.

Tras esta presentación, la SIGET entrará a realizar una serie de pruebas técnicas con los diferentes formatos, para luego tomar una decisión, informó Mauricio Herrera, gerente de telecomunicaciones de la autónoma.

Las pruebas podrían tomar un par de meses y la decisión sobre el estándar a elegir podría llegar entre julio y agosto, indicó el funcionario de la Superintendencia.