"Con la sanción de dos juegos a puerta cerrada, dejaremos de percibir en taquilla de $70 a 80 mil”, aseguró hoy un dirigente del  Alianza Fútbol Club, Óscar Amaya. 
 
El pago de dos mil dólares y la realización de dos juegos de la Liga Mayor de Fútbol a puertas cerradas es la sanción que le impuso ayer la Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT), al Alianza Fútbol Club.
 
La sanción fue dictada por el Tribunal Disciplinario de la FESFUT, y es en respuesta a las acciones que realizaron aficionados albos durante el pasado partido entre el Alianza y FAS.
 
Cinco personas resultaron lesionadas el pasado domingo, luego de que dos explosiones de grandes proporciones, y sin las debidas medidas de seguridad, fueran realizadas en los graderíos de “El Cusca”, por aficionados albos.
 
A raíz de estas explosiones, 300 metros cuadrados de graderíos fueron dañados según declaraciones pasadas de representantes de EDESA.