Seis países de frica y Oriente Medio acaparan casi el 70 % de los 8.500 millones de dólares que la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) estima se precisarán en 2013 para asistir a 51 millones de personas en 16 países.

"Existen crisis continuas en varios países del frica Oriental, como Somalia y otras que parecen olvidadas como Sudán del Sur, Sudán y la República Democrática del Congo que continúan preocupando y enfrentando necesidades", explicó en rueda de prensa la secretaria general adjunta para asuntos humanitarios de la ONU, Valerie Amos.

Según el llamamiento humanitario para 2013, Somalia, Sudán del Sur, Sudán, República Democrática del Congo (RDC), Kenia y Yemen son los seis países que necesitarán más fondos para ayudar a las personas que precisan asistencia humanitaria urgente.

Además de estas naciones, el plan de la OCHA prevé asistir también a personas que necesitan ayuda humanitaria de forma urgente en Chad, Afganistán, los Territorios Ocupados Palestinos, Mali, Níger, Mauritania, Burkina Faso, Zimbabue, República Centroafricana y Filipinas.

En 2012 el llamamiento humanitario de la OCHA ascendió a los 8.874 millones de dólares, lo que supone un 4 % más que el montante establecido para 2013, si bien el pasado año se previó asistir a 62 millones de personas en 2012, frente a los 51 a quienes la ONU plantea ayudar el próximo año.

Según explicó la OCHA, hasta el 30 de noviembre se consiguieron 5.300 millones de dólares, lo que supone el 60 % del llamamiento total para 2012, mientras que en todo 2011 se consiguió el 63 %; en 2010, el 64 % y en 2008 y 2009 el 72 %.

"Debido a que no se han conseguido todos los recursos, en algunas partes del mundo hay personas en una situación muy vulnerable a las que no hemos podido ayudar", lamentó Amos.

Por su parte, el secretario general de Cáritas Internacional, Michel Roy, aseguró que en varios países europeos, como España y Francia, "los ciudadanos aportan más ayuda a las personas que lo necesitan", si bien explicó que contribuyen para programas dentro de sus naciones de origen y menos en la ayuda internacional.

"Hay que centrarse mucho más en las necesidades de miles de personas en el mundo que precisan ayuda para sobrevivir", agregó.

Con casi nueve millones de personas que se prevé se van beneficiar de esta ayuda humanitaria, Afganistán es el país en el que más población se cubrirá, si bien es el octavo en términos de importe total de ayuda.

Somalia se situó en la previsión de 2013 como el país que precisará más recursos económicos para asistencia humanitaria, un total de 1.332 millones de dólares (un 14 % más que el año anterior) con los que se prevé ayudar a casi cuatro millones de personas, fundamentalmente a través de programas de seguridad alimentaria, que acaparan un total de 670 millones.

La OCHA solicitará en 2013 un total de 1.157 millones de dólares para Sudán del Sur y 984 millones para Sudán, mientras que requerirá 893 millones para la República Democrática del Congo, una gran parte de los cuales se destinarán a programas de seguridad alimentaria y agua y saneamiento.

Según la OCHA Yemen sufre una "crisis aguda", por lo que han estimado que con los 716 millones a que asciende el llamamiento humanitario para este país podrán asistir a 8,1 millones de personas, frente a los 6 millones que previeron el pasado año.

En este llamamiento humanitario, la OCHA contempla a aquellos países en los que prevé existirán necesidades humanitarias durante todo el año y no aquellos en los que pueda precisarse asistencia durante cortos periodos de tiempo.

Asimismo, la previsión de la OCHA excluye a Siria, ya que existen dos planes de respuesta para esta nación (una para dentro del país y otro para los refugiados en los Estados vecinos) "que funcionan de forma diferente a este llamamiento humanitario global, por lo que no se incluyen en él", explicó el portavoz de la OCHA, Jens Laerke.