Defensa de patrimonio. Mauricio Funes, presidente de la República, dijo ayer que un grupo de abogados trabaja con el fin de impedir que la firma italiana Enel pueda convertirse en la accionista mayoritaria de LaGeo, como lo dicta un fallo internacional.

Mauricio Funes, presidente de la República, anunció ayer en su programa radial que agotará todos los recursos legales antes de entregar el patrimonio salvadoreño a la empresa Ente Nazionale per l’Energia Elettrica (Enel) a través de la mayoría accionaria de LaGeo.

“Vamos a defender hasta donde los recursos a nuestro alcance nos los permitan, el control, la posesión de este patrimonio nacional, que fue entregado de forma encubierta y fraudulenta por administraciones anteriores”, aseguró el mandatario.

Funes consideró que el caso es “la gran estafa del siglo”, permitida durante la administración del expresidente Francisco Flores.

Asimismo, dijo que pedirá a la Fiscalía que investigue las actuaciones del expresidente de la CEL Guillermo Sol; Jorge Zablah, expresidente de LaGeo; y Tom Hawk, quien se desempeñó como delegado de la banca en la directiva de la CEL.

Hawk aseguró ayer a LA PRENSA GRÁFICA que el proceso que se siguió para seleccionar a Enel fue “público” y “transparente”.

“El presidente no está totalmente informado de cómo fue el proceso. Antes de dar declaraciones debería revisar bien”, acotó el arenero, y consideró que se debe cumplir con el contrato.

El tribunal de París ya confirmó el laudo de la Corte de Arbitraje Internacional a favor de Enel. Con esa sentencia, la empresa Inversiones Energéticas S. A. (INE), subsidiaria de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), debe permitir que Enel obtenga un 53% de las acciones de LaGeo.

“Solo un antipatriota puede estar a favor de que perdamos un importante patrimonio como es la generación de energía a través del vapor que sale del subsuelo, el subsuelo es propiedad de los salvadoreños, no puede ser propiedad de ningún inversionista extranjero”, declaró Funes.