Los restos del Premio Nobel de Literatura chileno Pablo Neruda podrían ser enviados a Estados Unidos o Suiza para confirmar o desechar la tesis de que el poeta fue envenenado por la dictadura militar en 1973, informó a dpa el abogado querellante Eduardo Contreras.

"Estamos solicitando esa gestión a las autoridades", añadió el jurista, quien precisó que aún no hay nada decicido, salvo aplicar pruebas de ADN a los restos del poeta.

Neruda, comunista y partidario del derrocado gobierno socialista de Salvador Allende (1970-1973), murió el 23 de septiembre de 1973, supuestamente por el cáncer de próstata que sufría.

Hace unos años, el ex chofer del poeta, Manuel Araya, denunció que la salud de Neruda empeoró luego de ser inyectado con una sustancia desconocida.

En esos días, Neruda planeaba viajar al exilio en México, para encabezar la oposición chilena a la dictadura que encabezó el dictador Augusto Pinochet entre 1973-1990.

El abogado comunista Contreras, quien pidió investigar el supuesto asesinato, cree que el artista fue envenenado con una sobredosis de dipirona.

"Junto al presidente Salvador Allende y al cantante Víctor Jara eran símbolos del recién derrocado gobierno socialista", opinó el ex diputado.

Oriundo de la sureña ciudad de Parral en 1904, el poeta nació bajo el nombre de Neftalí Reyes, asumiendo luego el apodo de Pablo Neruda.

Vividor y viajero, su vida y poemas lo llevaron a la Guerra Civil Española, Ceylán, la Unión Soviética, Cuba y París. Sus obras más importantes son "Canto general", "Los versos del capitán" y "20 poemas de amor y una canción desesperada".

La clínica en que falleció Neruda, la Santa María, es la misma en que murió en 1982 envenenado el ex presidente chileno Eduardo Frei, quien gobernó el país entre 1964 y 1970.