El presidente de Bolivia, Evo Morales, llegó esta madrugada a Caracas para participar en una reunión de la ALBA y solidarizarse con la salud de su par venezolano, Hugo Chávez, quien el martes fue sometido a una cuarta y compleja operación de su cáncer en La Habana, donde se recupera "lenta pero progresivamente".

Morales fue recibido con honores en el aeropuerto internacional de Maiquetía, que sirve a Caracas, por la ministra de la Presidencia de Venezuela, la almirante Carmen Meléndez, tal y como mostró la televisión estatal VTV.

De acuerdo a ese canal, Morales llegó directamente de Cuba donde, supuestamente, habría podido visitar a su amigo Chávez.

Ayer, la ministra de Comunicación boliviana, Amanda Dávila, informó que Morales partiría en la noche a La Habana con el canciller boliviano, David Choquehuanca, para "ver al presidente Hugo Chávez y expresarle su solidaridad y cariño en estos momentos tan delicados que está enfrentando".

Inicialmente, se había anunciado que el gobernante boliviano viajaría solamente a Venezuela para asistir a los actos por el octavo aniversario de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), un bloque impulsado por Chávez y por el líder cubano Fidel Castro.

En declaraciones a la radio estatal, el mandatario boliviano confirmó su viaje y señaló que le causa "un gran dolor y una enorme preocupación la situación" de Chávez.

De acuerdo al último informe difundido por el Gobierno de Caracas, Chávez, de 58 años, se recuperaba ayer de forma "lenta pero progresiva" 72 horas después de la operación de más de seis horas a la que fue sometido el martes y ya se comunicó con sus familiares.