Para ponerlo en práctica
Conseguir ser una pareja IE no es del otro mundo, siempre y cuando entre ambos exista ese deseo.
Comunicación
La comunicación en la pareja es una de las bases más importantes de las relaciones y lo ideal es que sea ancha y abierta desde el principio. “Hay que escuchar al otro con empatía y respeto, aunque no nos guste lo que esté diciendo”, apunta Saavedra como uno de los mejores consejos de pareja. Es necesario estar en contacto y al tanto de tus propios sentimientos para entender también los de tu pareja. Eso es lo ideal, pero ¿qué pasa si tienes problemas de pareja? Según explica esta experta, si surge un conflicto, hay que intentar decir lo que piensas y lo que sientes (lo que tememos, lo que no nos gusta) en ese mismo momento.
Ser un equipo
Las reglas de la inteligencia emocional se pueden aplicar en cualquier tipo de relación, pero en las de pareja son más importantes, pues como asegura Saavedra, en las relaciones sentimentales las emociones (amor, orgullo, miedo, alegría, rabia, etcétera) están menos contenidas: “Sale lo mejor de cada uno, pero también lo peor, así que debemos ser especialmente cuidadosos”. Cuando surgen los problemas (celos, diferencias en las prioridades, entre otros), una pareja IE debe trabajar en equipo y tener un plan preestablecido. “Hay que crear unas reglas comunes para convivir que han de negociarse desde el principio de la relación”, apunta Saavedra. “Algunas parejas buscarán el momento, se sentarán y hablarán; otras preferirán no abrir la boca durante un tiempo y después decir lo que sienten, en casa o fuera, en algún espacio que les proporcione tranquilidad. Hay que probar lo que conviene en función del carácter de cada uno”, aconseja.
Conocer
En las relaciones IE hay que saber “leer” al otro. Las personas emocionalmente inteligentes son capaces de decodificar las señales no verbales. ¿Tu chico te está realmente diciendo que sí cuando le propones pasar la mañana en la presentación del libro de tu autor favorito? ¿Es consciente él de que no te apetece realmente participar en ese maratón del que tanto habla? “La escucha del otro debe ser empática, escuchando desde ti y desde lo que sabes de tu pareja, sabiendo cómo es el otro, lo que necesita, lo que le gusta, pero siempre sin olvidarte de ti”, comenta Saavedra.
Actitud positiva
A estas parejas les ayuda muchísimo el sentido del humor y el pensamiento positivo. Son clave para el éxito emocional. Según Mayte Saavedra, en una pareja emocionalmente inteligente la actitud positiva se refleja en el esfuerzo común, que se resumiría en “yo lucho por la relación mientras tú me demuestres que quieres estar conmigo y eres la persona que me hace crecer”. Tu pareja IE y tú tienen que esforzarse cada día para que la relación siga funcionando. Para esta experta, no deben restarle importancia, invita a que piensen en positivo y a que juntos construyan una relación. No tires la toalla por problemas sin mayor relevancia.
Conseguir ser feliz en una relación de pareja puede ser difícil para muchas personas, pero algunas parejas logran que parezca fácil. Están hechos el uno para el otro: se quieren, se apoyan, dan envidia (de la sana) a la humanidad... Todos se preguntan cuál es su secreto. Según los expertos, esto sencillamente es porque son parejas IE (con inteligencia emocional).

¿Te interesa saber cuáles son las claves de este tipo de relaciones y cómo puedes aplicarlas en la tuya o por lo menos intentarlo?

Para empezar, lo primero que aconsejan los expertos en el sitio Cosmohispano.com es ser el espejo del otro; es decir, la relación de pareja ha de servir tanto para tu crecimiento individual como para el de tu cónyuge. Una pareja IE, como apunta Mayte Saavedra, directora del portal español dedicado a este tema Inteligenciaemocionalportal.org, es “la que tiene claro que la relación es un camino para aprender como individuos que han elegido estar y crecer juntos”.

Las parejas IE respetan que el otro pueda pensar diferente y forman un equipo sin desatenderse como individuos. Para Saavedra, una persona con inteligencia emocional “toma conciencia y es responsable en cada momento de lo que siente, de lo que piensa y de cómo actúa”, lo que beneficia enormemente a su relación sentimental.

Según apunta el sitio antes mencionado, la clave es el deseo y la voluntad de serlo. Para Saavedra, es necesario alcanzar un buen nivel de conciencia, de autoconocimiento: “Si tiendo a ser muy dependiente, estoy en peligro. Una persona que depende de otra a menudo sufre. Empezamos a tener inteligencia emocional cuando somos conscientes de lo que sentimos”.