Protegidos. Las lagunas de Olomega y El Jocotal son humedales por la Convención Ramsar.

Representantes y expertos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), líderes de comunidades e investigadores de la Universidad de El Salvador (UES) expusieron ayer los problemas medioambientales que enfrentan las lagunas de Olomega y El Jocotal.

La ponencia fue realizada ante diputados, gobernadores, alcaldes, representantes de la cooperación internacional y otras fuerzas vivas de los departamentos de San Miguel y La Unión.

De acuerdo con Celina Monterrosa, asesora del MARN, con esta intervención se pretendía crear conciencia sobre la importancia de ejecutar proyectos y programas que permitan revertir las consecuencias negativas provocadas por el manejo inadecuado de los recursos de ambas lagunas.

Estos sitios son considerados humedades protegidos que poseen además el título de Sitio Ramsar, debido a la diversidad de especies acuáticas, terrestres, aves locales y migratorias que las habitan.

“Entre los problemas que se señalan están la disposición final de las aguas grises o negras, la disposición final de la basura que queda toda regada y genera contaminación, o problemas como la deforestación que está ocasionando inundaciones o escorrentías que están azolvado las lagunas”, dijo Monterrosa.

Representantes de comunidades ubicadas en los contornos de los espejos de agua explicaron que el azolvamiento, las inundaciones, la pérdida de lámina de agua durante la estación seca, la depredación ilegal de flora y fauna son factores en contra del recurso natural.

También mencionaron la proliferación del jacinto de agua, especie exótica invasora que consume el oxígeno necesario para los peces y otras especies que proliferan en los espejos de agua y riberas de las lagunas.

La técnica del MARN agregó que para resolver estos problemas será necesaria la intervención de legisladores, alcaldías y otras dependencias de Estado: “Hay temas que son de legislación, donde pueden intervenir los diputados; otros como el manejo de desechos sólidos y construcción de letrinas, que pueden intervenir las alcaldías”.