Foto por FRANCISCO ALEMÁN

Ubican osamentas de cuatro víctimas en pozo de Turín

Ubican osamentas de cuatro víctimas en pozo de Turín

1 de 11
  • El Ingeniero Israel Ticas, junto a personal de obras públicas, policía científica de Ahuachapán y fiscalía, realizan excavaciones en el pozo clandestino en el cantón Joya El Zapote, limite de Turín y Atiquizaya. ( FOTO DE LA PRENSA/FRANCISCO ALEMÁN)

  • El Ingeniero Israel Ticas,busca en el pozo clandestino más partes de osamentas en el cantón Joya El Zapote, limite de Turín y Atiiquizaya. ( FOTO DE LA PRENSA/FRANCISCO ALEMÁN)

  • La Fiscalía General de la República (FGR) confirmó que las excavaciones que se realizan en el pozo de Turín, Ahuachapán, permitieron encontrar los restos óseos de por lo menos cuatro personas del sexo masculino. ( FOTO DE LA PRENSA/FRANCISCO ALEMÁN)

  • Aproximadamente 25 personas, entre personal de la FGR, el MOP, Bomberos, agentes de la UMO, investigadores y fiscales del caso, redoblaron sus esfuerzos por encontrar los restos humanos. ( FOTO DE LA PRENSA/FRANCISCO ALEMÁN)

  • Las autoridades informaron que extenderán el tiempo de trabajo para poder encontrar más restos. ( FOTO DE LA PRENSA/FRANCISCO ALEMÁN)

  • La fiscalía ordenaría un estudio forense y antropológico para determinar la identidad de las víctimas en los próximos meses. ( FOTO DE LA PRENSA/FRANCISCO ALEMÁN)

  • El Ingeniero Israel Ticas, junto a personal de obras públicas, policía científica de Ahuachapán y fiscalía, realizan excavaciones en el pozo clandestino en el cantón Joya El Zapote, limite de Turín y Atiquizaya. ( FOTO DE LA PRENSA/FRANCISCO ALEMÁN)

  • Restos indican que eran hombres. Anoche excavaron cuatro metros más abajo de donde los encontraron. ( FOTO DE LA PRENSA/FRANCISCO ALEMÁN)

  • Debido al nacimiento de agua que hay en el lugar. Deben echar mano de dos bombas para extraer el agua, lo que les ha limitado e impedido poder trabajar con más rapidez.. ( FOTO DE LA PRENSA/FRANCISCO ALEMÁN)

  • Aproximadamente 25 personas, entre personal de la FGR, el MOP, Bomberos, agentes de la UMO, investigadores y fiscales del caso, redoblaron sus esfuerzos por encontrar los restos humanos. ( FOTO DE LA PRENSA/FRANCISCO ALEMÁN)

  • El Ingeniero Israel Ticas, junto a personal de obras públicas, policía científica de Ahuachapán y fiscalía, realizan excavaciones en el pozo clandestino en el cantón Joya El Zapote, limite de Turín y Atiquizaya. ( FOTO DE LA PRENSA/FRANCISCO ALEMÁN)

El Ingeniero Israel Ticas, junto a personal de obras públicas, policía científica de Ahuachapán y fiscalía, realizan excavaciones en el pozo clandestino en el cantón Joya El Zapote, limite de Turín y Atiquizaya. ( FOTO DE LA PRENSA/FRANCISCO ALEMÁN)
Vea más imágenes de la excavación.
“Ya se tomaron muestras de tres supuestos parientes para empezar a determinar quiénes son las víctimas que hemos recuperado.”
Fiscal encargado de las investigaciones
“Recuperamos cuatro cráneos, 632 piezas óseas y la ropa completa de tres de las víctimas, incluyendo el calzado.”
Israel Ticas
criminalista forense de la FGR
El fiscal general de la República, Luis Martínez, confirmó ayer que ordenó la suspensión de las excavaciones en el pozo ubicado en el cantón Joya del Zapote, que se ubica en una zona limítrofe entre Atiquizaya y Turín (Ahuachapán) porque ya habían extraído los cadáveres que contenía.

Según las investigaciones, pandilleros habrían utilizado el agujero como cementerio clandestino para ocultar a varias de sus víctimas en 2010. Las autoridades recuperaron ayer en la madrugada cuatro cráneos y abundantes huesos.

“Han trabajado toda la noche y lograron sacar cuatro osamentas del lugar. Paran porque ya sacaron lo que el testigo criteriado nos había revelado”, dijo Martínez. Sin embargo, cuando las autoridades inspeccionaron el sitio en 2010 señalaron que podrían haber hasta 20 cadáveres.

El jefe fiscal agregó que decidió ordenar la culminación de la excavación porque el criminólogo forense de la Fiscalía General de la República (FGR), Israel Ticas, ya había encontrado arena en el fondo de la estructura, lo que indica, según el experto, que no hay más cadáveres ocultos. La FGR dijo que la excavación duró 16 meses porque inició en 2010 pero tuvo varias pausas. Comprendió descender hasta 42 metros de profundidad para llegar a los restos.

Ticas señaló que en el fondo del pozo encontró cuatro cráneos, 630 piezas óseas y la ropa completa de tres víctimas, incluyendo el calzado. Según él, la vestimenta confirma que se trata de cuatro hombres que fueron lanzados al sitio.

El fiscal del caso, que pidió no ser identificado, dijo que sospechan que las osamentas pertenecen a pandilleros que fueron asesinados por rivales.

La fiscalía resaltó el esfuerzo que implicó recuperar las osamentas: “El ingeniero Ticas junto con Bomberos, MOP, Policía y otras entidades trabajaron con mucho esfuerzo para lograr terminar. Se hizo todo el trabajo de excavación y verificación y se llegó a un nivel donde había arena, eso descartó más restos humanos”, afirmó el fiscal que tiene el caso.

Martínez sostuvo que después de extraer los cadáveres, la fiscalía va a trabajar con Medicina Legal para lograr identificarlos. “Se suspendió la búsqueda y ahora lo que viene es la parte de identificación”, señaló el funcionario.

El jefe fiscal agregó que tomaron muestras de ADN de tres personas que sospechan son parientes de las víctimas para iniciar el proceso de identificación. Las autoridades dijeron, además, que por la cantidad de huesos encontrados van a pedir que Medicina Legal realice un estudio antropológico para determinar si efectivamente se trata solo de cuatro cadáveres.