La producción nacional interna crecería 1.5 % entre 2013 y 2014, según el informe que preparó la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI). Tres titulares del Gabinete Económico analizaron, junto a los representantes del organismo, el desempeño económico.

Mario Garza, jefe de la misión, destacó la necesidad de buscar consensos e implementar reformas. “Las autoridades y la misión coincidieron en que los principales desafíos que enfrenta la economía son el alcanzar un mayor crecimiento económico y que este sea más inclusivo, asegurar la sostenibilidad fiscal y reforzar las defensas macroeconómicas para proteger la economía de futuros choques adversos”, dijo Garza, citado en un comunicado que publicó el FMI. Los fenómenos climáticos y la frecuencia de los períodos electorales han reducido la capacidad del país para crecer a su potencial verdadero.

“El diálogo nacional debe contribuir a propiciar un consenso sobre reformas de mediano plazo en el área fiscal, en la inversión y en la intermediación financiera”, sostuvo Garza.

El FMI prevé que la brecha de gasto público sin financiar con fondos propios, o déficit fiscal, se mantendrá en niveles similares a los de 2012 (3.6 % como proporción de la producción nacional). Solo hasta 2014 se podrá llegar a un 2 % de déficit, ambas metas por encima de lo que anunció el Gobierno a inicios de 2013.

También estiman que seguirá creciendo la carga de la deuda pública sobre los recursos que genera la economía, contrario a las metas de reducción en el mediano plazo que se trazó el Gobierno. La disminución de la deuda llegaría hasta finales de esta década siempre que se controle el gasto corriente, se mejore el “esfuerzo tributario” y se materialice una reforma integral en el sistema de pensiones, según el FMI.

Garza recordó que la misión sugirió al Gobierno “un diálogo nacional con los partidos políticos y representantes de la sociedad civil” para asegurar una transición sin problemas hacia el próximo gobierno, a elegirse en 2014.

Finalmente, hubo consenso en que para impulsar el crecimiento económico debe aumentar la competitividad y la inversión privada en sectores clave, como el aeropuerto, el puerto, el transporte público y la energía.