Emergencia. El pasajero lesionado fue llevado a la unidad de Emergencia, pero falleció antes de ser atendido.

355
es la ruta a la que pertenece la unidad de transporte público donde fue atacado un pasajero originario de Yayantique.
“La víctima ingresó al hospital a las 6:45 de la mañana con dos heridas de bala, una de estas en la boca del estómago y la otra en un muslo.”
Óscar Alcides Méndez
jefe de Emergencias
Ángel Dolores Vicente Hernández falleció ayer por la mañana cuando era atendido en la sala de Emergencia del Hospital Regional San Juan de Dios de San Miguel.

El hombre fue atacado a balazos por al menos tres sujetos que abordaron un bus de la ruta 355, que hace su recorrido entre la ciudad de San Miguel y Comacarán, para asaltar a los pasajeros de la unidad.

De acuerdo con fuentes policiales, cuando el autobús llegó a la 10.ª avenida norte los tres delincuentes comenzaron a despojar a los pasajeros de sus pertenencias. Al ver esto, Hernández se opuso y fue entonces que recibió dos disparos que le impactaron en diferentes partes.

La víctima fue auxiliada por miembros de un cuerpo de socorro y posteriormente trasladada al centro hospitalario, donde murió a causa de la hemorragia producida por los disparos.

Óscar Alcides Méndez, jefe de Emergencias del Hospital San Juan de Dios, explicó que cuando Hernández recibió atención médica prácticamente ya se había desangrado, por lo que no se pudo hacer algo para salvarle la vida.

“La víctima ingresó al hospital a las 6:45 de la mañana con dos heridas de bala, una de estas en la boca del estómago y la otra en un muslo. Cuando lo recibimos ya había fallecido, en este caso lo que le causó la muerte fue la lesión en el abdomen y la hemorragia que esta le produjo”, informó.

Familiares de la víctima dijeron en el centro de salud que él se dirigía a su trabajo en el municipio de Comacarán (San Miguel) y que era originario de Yayantique (La Unión). La policía dijo que se montó un operativo para dar con los responsables del robo a mano armada y del homicidio, pero no hubo capturas.

De igual manera, fuentes policiales confirmaron que la zona donde ocurrió el atraco no está registrada como punto de asalto en la ciudad de San Miguel, por lo cual reforzarán la seguridad del lugar a fin de evitar tragedias.

Entre los lugares frecuentes donde se cometen hurtos y asaltos figuran paradas de buses ubicadas en las principales salidas de la ciudad de San Miguel, afuera de los centros comerciales, cercanías de universidades y otros lugares de concentración de personas.