La Fiscalía General de la República (FGR) logró la condena, en dos casos distintos, de 8 individuos, identificados como miembros de una pandilla, quienes deberán pagar penas de entre 15 y 30 años de prisión por delitos como homicidio agravado tentado y homicidio agravado.

El primero de los casos se trata de cinco pandilleros que fueron llevados a juicio en el juzgado especializado de sentencia de occidente, quienes estaban acusados de asesinar a una mujer en el departamento de Ahuachapán.

Los pandilleros son identificados por las autoridades como: Pedro Cabrera Menéndez, de 35 años de edad; Elmer Evedi Girón Cinco, de 30; Mario René Segura, de 30; César Ovidio Pichinte, de 27; e Ivania de los Ángeles Sigüenza Cabezas, de 32. Todos eran acusados del delito de homicidio agravado en perjuicio de Blanca Lidia Cabezas, madre de la última imputada.

Por ese delito, ocurrido el 14 de octubre del año 2009, el juzgado especializado condenó a los pandilleros a una pena de 30 años de prisión a cada uno, además deberán cancelar como acción civil la cantidad de 3 mil dólares cada uno.

De acuerdo a la investigación, la noche de ese día, los cinco pandilleros llegaron a la vivienda de la víctima a bordo de un pick up, y se hicieron pasar como clientes y cuando la mujer salió a atenderlos, Pichinte sacó un arma de fuego y la atacó directamente, asesinándola en el acto.

En el otro caso, tres individuos, identificados por la FGR como integrantes de pandillas, fueron condenados a 15 años de prisión por el juzgado Segundo de Sentencia de Santa Ana, donde enfrentaron Vista Pública por el delito de homicidio agravado tentado, en perjuicio de una víctima con régimen de protección.

Los condenados son: Walter Alexander García Pacheco, David Daniel Guerrero Carías y Wilber Alexander García Hernández. Ellos son acusados de atacar a balazos a la víctima el pasado 11 de enero, cuando ésta se encontraba en su vivienda, en el municipio de Texistepeque, Santa Ana.

De acuerdo a las investigaciones, los tres condenados y otro individuo, todos reconocidos por la víctima, ingresaron a su vivienda y le manifestaron que debido a que eran buscados por la Policía Nacional Civil (PNC) lo asesinarían.