“Beatriz no está sola”, exclamó el presidente de la República, Mauricio Funes, esta mañana, durante la inauguración de un puente, en referencia al caso de la joven de 22 años que ha pedido amparo legal a la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para que le practiquen un aborto terapéutico.

Funes dijo que encomendó a la ministra de Salud, María Isabel Rodríguez, que una comisión médica determine qué camino se debe seguir para garantizar la vida y salud de la joven.

“No haremos de este caso un caso explotado con claro tinte electoral. Hemos sido cuidadosos al definir posición; quien tiene derecho a decidir sobre su vida y su hijo es Beatriz, no todas las organización que quieren sacar su provechó”, señaló el mandatario.

El funcionario aseguró que las autoridades de Salud están trabajando para salvaguardar la vida e integridad física de Beatriz.

Rodríguez dijo recientemente que Beatriz está cerca de cumplir 23 semanas de embarazo y reiteró que la vida de la joven, que padece lupus y gesta un bebé anencefálico, corre peligro.

El apoderado legal de la joven presentó un amparo para pedir permiso para el aborto terapéutico cuando ella tenía 19 semanas. Hoy, que Beatriz ya tiene casi 23 semanas de embarazo, el procedimiento ya no sería ilegal, ya que se realizaría una inducción.

El caso ha causado revuelo entre diversas organizaciones sociales, algunas de las cuales aseguran que Beatriz está siendo utilizada para legalizar la práctica del aborto en el país.