El presidente de la República, Mauricio Funes, dijo que su Gobierno no estará promoviendo reformas al Presupuesto General de la Nación 2013 para que el subsidio al transporte se mantenga como hasta hoy. Entregando $750 por autobús y $375 por microbús.

Funes dijo que en la gestión no hay dinero para mantenerlo y que por lo tanto continúan con la propuesta de reducir la compensación en un 40%. De modo que se pagaría a los buses $400 y a los microbuses $200.

Los empresarios y trabajadores del sector salieron a las calles a exigir que el subsidio se mantenga, asimismo, varias rutas paralizaron labores, mismas que serán sancionadas.

“El lunes próximo se les hará llegar las notificaciones a las 64 rutas sancionadas, yo le he dicho al viceministro de Transporte, Nelson García, que no le tiemble la mano, esos malos empresarios merecen el peso de la ley… No nos vamos a dejar extorsionar”, dijo el mandatario en su programa radial "Conversando con el Presidente".

Funes afirmó que el Gobierno no estará cediendo a las peticiones de los transportistas y por el contrario los llamó a unir esfuerzos para mejorar las unidades y la prestación de servicios.