El Salvador - Agosto 3, 2015

GD Radio

IML: Familiares identificaron restos de alumna

El Salvador
  • El Salvador
  • / Judicial

Familia reconoció algunas prendas, según Medicina Legal. Aún falta la prueba de ADN e identificar el otro cadáver. La FGR sospecha que compañeros del instituto de las estudiantes de enfermería, desaparecidas en 2012, podrían estar involucrados.

19 de Febrero de 2013 a la(s) 6:0 / Diana Verónica Ayala/Suchit Chávez/Jessica Ávalos

Archivado en Cadaveres enfermeria estudiantes FGR Pandillas PNC Soyapango

El director del Instituto de Medicina Legal (IML), Miguel Fortín, explicó ayer que han logrado establecer, basado en el reconocimiento de familiares, que uno de los cadáveres ubicados el domingo corresponde a Verónica Lissette Platero, una de las dos estudiantes de enfermería desaparecidas en Soyapango en octubre de 2012.

La Policía Nacional Civil encontró dos cadáveres el domingo 17 de febrero en el puente conocido como Las Mulas, que divide los municipios de Soyapango y Ciudad Delgado (San Salvador).

Verónica Platero e Iris Martínez fueron reportadas como desaparecidas el 29 de octubre pasado, cuando se dirigían al Hospital de San Bartolo a realizar prácticas.

“La familia hizo alguna referencia a la cuestión de los dientes, mencionó cómo estaba vestida, y el cadáver que está completamente descompuesto tenía esas características. La familia también reconoció un anillo que llevaba puesto Verónica. De igual manera, se va a mandar a ADN”, explicó Fortín, quien calcula que los resultados de las pruebas de identidad estarán listos el viernes.

Sobre la causa de muerte, Medicina Legal determinó que Verónica fue asesinada con arma de fuego. “Se estableció que fue una herida penetrante de cráneo por arma de fuego y el proyectil se encontró adentro”, agregó Fortín ayer por la tarde.

Los médicos forenses aún no han logrado establecer la identidad de la otra víctima, ya que el cadáver fue encontrado en avanzado estado de descomposición.

“Hay sospecha que fueron puestas en un lugar para ser encontradas. No sabemos si las dos murieron al mismo tiempo o si la otra murió después. Lo que sí es cierto es que uno de los dos cadáveres (el que estaba en forma cadavérica) se (le) dio a antropología forense para que vea la causa de la muerte”, agregó Fortín.

Los forenses también practicarán la prueba de ADN a este cadáver para establecer si corresponde al de Martínez.

Por la mañana, la Fiscalía General de la República (FGR) había informado, pese a la falta de pruebas genéticas, que tenían un 90% de certeza de que los restos pertenecían a las estudiantes. Dicha afirmación fue dada por el jefe de la División de Intereses de la Sociedad de la FGR, Julio Arriaza. “Los uniformes corresponden a los de estas jóvenes, así como también se encontró la plaquita (sic) con el nombre de una de ellas”, apuntó en conferencia el jefe fiscal.

Sin embargo, otra fuente fiscal, que pidió omitir su identidad, dijo que solo uno de los cadáveres encontrados podría pertenecer al de las estudiantes.

Investigadores de la Policía asignados al caso aseguraron que la condición diferente de los restos encontrados hace creer que, en efecto, solo uno de los cadáveres corresponde a las alumnas: el otro podría pertenecer a una persona que fue asesinada poco antes.

La Fiscalía también sostiene que los cadáveres encontrados el domingo permanecieron enterrados en otro lugar de Soyapango y posteriormente fueron lanzados al puente Las Mulas. Las autoridades no han aclarado cómo llegaron a esa conclusión. Ayer, investigadores y la FGR realizaron una inspección en un terreno ubicado cerca de la colonia Santa Eduviges de Soyapango. En el lugar, según la Fiscalía, podría haber más cadáveres (ver nota aparte).

La fuente fiscal también señaló que hay varias líneas de investigación en torno al caso, pero que todas apuntan a que el crimen de las estudiantes fue cometido por miembros de pandillas.

Una de ellas sostiene que hay indicios de que en el asesinato de Verónica e Iris pudieron estar involucrados compañeros, menores de edad, de la institución donde las jóvenes estudiaban.

Cuando se reportó la desaparición de ambas, familiares reportaron a la FGR que las dos habían recibido amenazas por parte de pandilleros.

Quizá te pueda interesar

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.