La iglesia se manifestó esta mañana a favor de la salida de miembros del Ejército de los llamados municipios libres de violencia. 

El arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, consideró que la presencia de miembros de la Fuerza Armada en algunas zonas del país, responde a una necesidad extraordinaria de seguridad ante un contexto de violencia creciente. "Si no hay violencia, no es necesaria la represión", expresó el religioso. 

Quezaltepeque, Ilopango y Santa Tecla son, hasta el momento, los tres primeros municipios declarados libres de violencia. Este proyecto forma parte de la segunda fase de la tregua entre las dos principales pandillas del país, y en ellos se supone no se cometerán delitos. Como contraparte, en esas ciudades no habrá patrullajes conjuntos con la Policía Nacional Civil (PNC). 

Ayer, el ministro de Defensa, Atilio Benitez, anunció la salida de los militares de esas localidades. “Si esto da resultado y no hay delitos, nosotros estamos basados, establecidos y localizados en los lugares de mayor índice delincuencial. Por lo tanto, si no hay delitos nos vamos a trasladar a donde hay delitos”, argumentó ayer el ministro.

Sin embargo, para Escobar Alas, es fundamental que el compromiso de liberar de violencia a esos municipios tenga rectitud. Los propósitos y compromisos por parte de las pandillas se deben concretar, dijo. 

Además, el representante católico considera que la presencia de la PNC sí se debe mantener. "La policía debe estar en toda la República", opinó monseñor.

El arzobispo de San Salvador insistió en que la iglesia ve con buenos ojos la tregua entre las pandillas, pero considera que,  más allá de eso, el impulso debería aprovecharse para impulsar un proceso de pacificación, que involucre a toda la sociedad.
 
“La tregua ha dado frutos positivos, porque se han disminuido los asesinatos y eso es importante, pero incluso la palabra tregua no la entiendo porque, a mi entender, tregua solo es un momento en que se decide parar el conflicto, pero se supone que eso continúa. Yo no he estado en la negociación, no conozco los motivos y las verdaderas intenciones, y esperaría que haya rectitud de intención”, expresó.