El hospital de Madrid en el que está ingresado el rey Juan Carlos registró en la mañana de hoy un pequeño incendio que dejó varios heridos leves por inhalación de humo y un gran susto, sobre todo estando allí el monarca español.

El rey, que se recupera de la operación de hernia discal a la que se sometió el domingo en la clínica La Milagrosa, continúa ingresado en el centro. En un primer momento se pensó en evacuarlo, pero finalmente se descartó esa posibilidad, al no haber riesgo para él.

El incendió se desató después de que en el cuarto de control de oxígeno se registrara una explosión poco antes de las 8 de la mañana (local). La policía aseguró que la explosión fue accidental. Al menos tres personas resultaron heridas leves por inhalación de humo, según fuentes de emergencias citadas por medios españoles.

El monarca fue informado de lo sucedido, señalaron fuentes de la Casa del Rey. La zona en la que se encuentra no se ha visto afectada, por lo que permanece en su habitación. Otras habitaciones sí fueron desalojadas y sus pacientes trasladados a otras zonas.

Según medios españoles, la explosión se produjo en la misma planta en la que se encuentra el monarca, pero en el extremo opuesto.

El rey, de 75 años, fue operado el domingo de una doble hernia discal en el hospital privado, en el que permanecerá previsiblemente hasta finales de esta semana y después seguirá con la rehabilitación en el Palacio de La Zarzuela.

La operación del domingo fue la cuarta en menos de un año y la séptima en casi tres años.