El dinero que los salvadoreños ahorran para costear su jubilación ha ganado unos dólares más de interés. La rentabilidad nominal de las pensiones en marzo se ubicó en 6.2 %, una de las más altas en cinco años, período en el que incluso el ahorro de retiro tuvo tasas negativas de ganancias.

En términos reales –al descontar la inflación– el ahorro de los salvadoreños ganaba 4.9 % de interés a marzo.

Omar Martínez, superintendente adjunto de Pensiones, explicó que esto se debe a una apreciación en los eurobonos, títulos en los que se encuentra concentrada más del 40 % de la inversión del Fondo de Pensiones.

Por otra parte, el superintendente del Sistema Financiero (SSF), Víctor Ramírez, detalló que en el Sistema de Ahorro de Pensiones (SAP), a diciembre 2010, recaudó entre los cotizantes $569.8 millones y pagó a los pensionados $160.5 millones. Si se miran los datos de marzo 2013, la relación es de $150 millones recaudados y de $42.2 millones pagados.

En tanto, en el sistema anterior, el del Sistema Público de Pensiones (SPP) la brecha entre lo recaudado y lo recibido se vuelve más ancha. En marzo pasado, los cotizantes aportaron al sistema $6.2 millones, pero los jubilados reclamaron $89.8 millones.

A diciembre de 2012, se reportó que lo recaudado en el SPP ascendió a $23.1 millones, pero se desembolsaron $359.5 millones, es decir, que por cada $100 que se sacó del fondo de ahorro, solo se abonó $6.42.

En los datos anteriores no se incluyen las pensiones pagadas con transferencias del Fideicomiso de Obligaciones Previsionales (FOP) hacia SAP: $31.3 millones a diciembre de 2012 y $9.7 millones a marzo de 2013.

En marzo, la SSF registraba 643,222 cotizantes: de estos, 627,749 del SAP y 15,473 del SPP. Según la Superintendencia, la mora de las empresas con el pago de pensiones de sus empleados se ha mantenido entre $29 y $30 millones.