Según el periódico Great Falls Tribune, la demanda fue presentada el viernes por la organización Montana Immigrant Justice Alliance (Alianza por la Justicia para los Inmigrantes de Montana), el sindicato MEA-MFT y Alisha Blair, de 22 años. Blair nació en Canadá pero es ciudadana estadounidense.
 
Los inconformes pretenden impedir que el referéndum legislativo 121 entre en vigencia el 1 de enero y solicitaron al juez que no lo autorice hasta que sean escuchados todos los argumentos.

De acuerdo con la iniciativa, algunos organismos estatales están obligados a verificar la ciudadanía de las personas que soliciten servicios públicos. Los demandantes afirman que el referéndum infringe el derecho a la privacidad individual, como lo prevé la Constitución de Montana.

Los simpatizantes de la legislación afirman que ésta impedirá a inmigrantes no autorizados obtener servicios a costillas de los ciudadanos.