Japón donó 1,99 millones de dólares a El Salvador para mejorar la productividad agrícola de unos 2.000 pequeños productores de la zona oriental de este país centroamericano, informó hoy el Banco Mundial (BM).

La ayuda será canalizada a través del proyecto "Manejo del riesgo agrícola y energético: una estrategia integral para hacer frente a la sequía y la inseguridad alimentaria", que fue presentado hoy por el Programa del Fondo Japonés de Desarrollo Social (JSDF, por sus siglas en inglés) y el BM, que se encarga de administrar dicho programa.

El proyecto, financiado por una donación de 1,99 millones de dólares del Fondo Japonés, proveerá asistencia técnica y financiera a unos 2.000 pequeños agricultores de los departamentos de La Unión y Morazán (oriente).

Con la ayuda se pretende mejorar la productividad agrícola de los productores mediante el uso de sistemas agroforestales y de irrigación con agua de lluvia, precisó Japón y el BM en un boletín conjunto.

"El pueblo y gobierno del Japón se complacen en acompañar una vez más un proyecto en la zona oriental de El Salvador, pues el impulso al desarrollo de dicha zona es uno de los pilares de la cooperación japonesa en este país", dijo Yasuo Minemura, embajador de Japón en El Salvador,según el documento.

El representante residente del BM en El Salvador, Fabrizio Zarcone, indicó que el proyecto "complementa los esfuerzos nacionales para mejorar la productividad agrícola, proteger el ambiente y aumentar los ingresos en las zonas rurales".

La ayuda japonés también permitirá reducir las pérdidas en los cultivos de los pequeños productores agrícolas, por medio de prácticas mejoradas de cosecha y almacenamiento, precisó el documento.

JSDF fue creado en junio de 2000 por el Gobierno de Japón, desde entonces el programa ha aportado más de 680 millones de dólares para financiar diferentes proyectos en el mundo, los cuales son administrados por el BM.