El octogenario alguacil Joe Arpaio, famoso por manejar con mano dura la inmigración ilegal y las cárceles del condado de Maricopa (Arizona), aseguró hoy que no le intimidan las acciones como el envío de un paquete explosivo a su oficina y que va a seguir aplicando la ley como hasta ahora.

"No me voy a esconder en un agujero. Yo seguiré siendo el sheriff", dijo hoy Arpaio, de 80 años, en una conferencia de prensa ofrecida mientras las autoridades investigan la procedencia del paquete con explosivos detectado el jueves en la oficina de correos de Flagstaff (Arizona) y desactivado.

El paquete estaba dirigido a Arpaio y destinado a sus oficinas en el centro de la ciudad de Phoenix, pero un inspector postal lo revisó y lo consideró "sospechoso" antes de mandarlo a su destino.

De inmediato se llevaron a cabo pruebas de rayos equis y se encontró material explosivo, por lo que se llamó a un equipo especializado que lo desactivó.

El alguacil, que lleva veinte años en su cargo, aseguró en la conferencia de prensa que en caso de ser descubierta, la persona responsable irá a la cárcel y pagará por sus acciones.

La investigación está a cargo del Departamento de Policía de la ciudad de Flagstaff, el FBI y el Departamento de Correos y hasta el momento los investigadores solo dicen que siguen "algunas pistas" para dar con la procedencia del paquete.

Esta no es la primera amenaza en contra de quien se hace llamar a sí mismo "el sheriff más duro" del país. Según su oficina, ha recibido todo tipo de amenazas en las dos décadas que lleva como alguacil, algunas de cárteles mexicanos de la droga y otras de personas con problemas mentales.

A pesar de ello, Arpaio asegura que él continua "caminando y saludando a la gente en las calles", tomándose fotografías e incluso firmando autógrafos.

Según explicó, constantemente recibe paquetes en su oficina, los cuales abre personalmente, como un paquete de galletas que recibió la semana pasada.

"Primero galletas y ahora explosivos", dijo Arpaio, quien se encuentra recuperándose de una fractura en un hombro tras una caída.

Los investigadores no han revelado muchos detalles sobre el paquete, pero se sabe que aparentemente el envoltorio se dañó durante su traslado y empezó a perder algo de pólvora.
El alguacil es fuertemente criticado por organizaciones civiles y activistas por sus continuas redadas en negocios locales en busca de trabajadores "sin papeles".

 Ahora enfrenta una demanda del Departamento de Justicia por prácticas de perfil racial contra conductores hispanos e igualmente un grupo de Maricopa está reuniendo firmas para poder iniciar un proceso de destitución.

Su departamento también ha sido muy criticado por su trato a la población carcelaria, a la que por ejemplo hacía vestir ropa interior de color rosa o vivir a la intemperie en el desierto.

De hecho, la oficina de Arpaio ha sido demandada por maltrato y muertes de reos bajo su custodia.

Entre otros, el veterano de guerra Ernest "Marty" Atencio murió en prisión en diciembre de 2011 después de tener un altercado con agentes de la oficina de Arpaio, lo que derivó en una demanda por parte de los familiares.

Este hombre, natural de Springfield (Massachusetts), lleva desde 1992 al frente de la Policía del condado de Maricopa, donde vive más de la mitad de la población de Arizona.

El alguacil es el único de Arizona que hace aplicar la ley estatal "anticoyote", que autoriza a detener y presentar cargos contra indocumentados que admitan haber pagado dinero para ser trasladados de manera ilegal a Estados Unidos.