¡La fidelidad es una decisión personal que emerge del amor! En la vida tanto hombres como mujeres tenemos muchas oportunidades para tener una aventura. Esta decisión vital dependerá de tus principios y valores que tengas sobre el amor.

Explico. “Amamos cuando dejamos de estar enamorados.” Sí, así como lo lees, cuando estamos enamorados, idealizamos a la pareja, solo vemos sus aspectos positivos, sus cualidades, habilidades y destrezas. En nuestro cuerpo físico hay una alta carga de endorfinas que nos hace sentir inmensamente feliz, entusiastas, soñadores y ciegos a la realidad.

Al dejar de estar enamorados, vamos retomando nuestra visión y empezamos a ver a la pareja, tal como es, con sus aspectos positivos y negativos, con sus errores y aciertos, con sus dificultades y fortalezas.

Al amarnos, nos aceptamos realmente como somos, sin máscaras ni caretas, nos ocupamos de ayudarnos cuando lo necesitamos, de aconsejarnos cuando nos desviamos, nos ponemos en los zapatos de la pareja (empatía) e identificamos qué es lo que necesita para ser feliz y se lo damos, nuestras carnes se convierten en una sola, transformando nuestras vidas paralelas en un solo camino.

En el amor verdadero no hay príncipes azules, ni princesas encantadas. No hay personas perfectas ni idealizadas en un parecido a un padre o a una madre. Solo existe una persona maravillosa que se va convirtiendo en tu media naranja, en tu mejor amigo(a), en tu compinche con momentos de pasión, con muchas similitudes e infinidad de diferencias.

Y es aquí donde el amor sobresale, en las diferencias, en las discusiones, en la rutina de la vida, en la presión económica, en los problemas con los hijos, en el cansancio laboral, en el envejecimiento físico y en la monotonía sexual, además de muchos otros.

Algunas veces por las dificultades de la vida diaria, por la alta dosis de estrés negativo, nuestra vida de pareja se va paralizando y es donde las terceras personas pueden inmiscuirse, embriagándonos de endorfinas. ¡Cuidado! Como te lo expliqué al inicio de este artículo, esta sensación con una alta carga de adrenalina es pasajera. Solo te traerá problemas y soledad. Y tu alma gemela seguramente la perderás.

¡La fidelidad es una decisión personal, basada en el amor! Si amas no dañarás a tu pareja con una traición que será muy difícil de perdonar. Si sientes que tu relación de pareja ha caído en una terrible rutina y el proyecto de vida que planearon juntos se está desvirtuando, busca ayuda espiritual y de un profesional para reanimar la llama del amor.

Si decidiste amar hace unos años a tu pareja, ahora que han pasado tantas cosas juntos, por qué la decisión va a ser diferente. No te engañes con la sensación de endorfinas, esto solo es enamoramiento, pasión, será pasajera y después lamentarás haber perdido a tu verdadero amor.