La renuncia de Benedicto XVI al papado no es para "eludir responsabilidades", aseguró hoy el diario vaticano "LOsservatore Romano", que precisó que el pontífice no huye de "manejos de los que defenderse" y deja una herencia "grande que crecerá con el tiempo".
 
En un artículo en primera página titulado "Nuevos caminos", el vespertino de la Santa Sede señaló que la "ponderada y libre decisión (para renunciar) sella la coherencia entre doctrina y práctica cristiana" de Benedicto XVI y que su decisión es una muestra más de su actuar "contracorriente".
 
El pontífice "abandona la escena (el papado) con desconcertante dignidad y naturalidad, consciente de que la Barca de Pedro (la Iglesia) es guiada, sobre todo, por el Espíritu Santo", indicó Carlo Di Cicco, subdirector del diario.
 
Di Cicco afirmó que la herencia de Benedicto XVI es ya "grande", y con el paso de los años será aún "más grande", y subrayó que aquellos que piensan que con su renuncia elude responsabilidades no entienden la nobleza de su gesto.
 
Por otra parte, el diario italiano "Corriere della Sera" afirmó hoy que, "detrás del sacrificio extremo de un intelectual (la renuncia del papa)" se encuentra "la sombra" del escándalo de la filtración de documentos reservados del pontífice desde la Curia, conocido como "Vatileaks", y los casos de abusos sexuales a menores por parte de clérigos.
 
Según el rotativo, el papa se marcha tras no haber logrado cambiar a la Curia vaticana, "derrotado por un aparato considerado demasiado incrustado en el poder como para ser reformado".