Foto cortesía de La Nación

Miles de manifestantes marchan hoy de manera pacífica por el centro de San José para expresar su descontento por lo que consideran "corrupción" y "desmantelamiento" de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).
 
En la marcha participan estudiantes de las universidades estatales, sindicalistas, trabajadores y diputados quienes con pancartas y cánticos exigen al Gobierno fortalecer la CCSS, entidad que además administra los centros de salud estatales del país.
 
Los organizadores de la manifestación piden al Gobierno que se acabe la injerencia política en la dirección de la CCSS, que la entidad cobre las deudas de patronos morosos y el Estado, que se mejoren los servicios de salud y que se combata la corrupción dentro de la institución.
 
El diputado del izquierdista Frente Amplio José María Villalta declaró a periodistas que el objetivo de la marcha se ha cumplido y que otra motivación es repudiar la actuación de la policía durante otra protesta realizada el jueves pasado.
 
Ese día, la policía, manifestantes y hasta diputados se enfrentaron durante varias horas frente al edificio de la CCSS al final de una protesta que inició de forma pacífica y que terminó a los golpes cuando las autoridades decidieron despejar la vía.
 
La diputada del Partido Acción Ciudadana (PAC, Carmen Granados, quien estuvo involucrada en los enfrentamientos de la semana pasada, participa hoy en la manifestación y entregó flores blancas a los policías que custodiaron la actividad.
 
"Es mejor una flor que un garrote", expresó la diputada.
 
La protesta sigue en curso y los manifestantes se encuentran reunidos frente al edificio de la CCSS en San José, vigilados por pocos policías, en su mayoría mujeres por orden del ministro de Seguridad Mario Zamora.