Los verdaderos contendientes son Quijano y Sánchez Cerén; Saca queda relegado lejos en tercer lugar y, estadísticamente, con muy pocas posibilidades de crecer en intención de voto a su favor a 16 meses de la elección.
Partiendo de lo ya dado a conocer por Mitofsky, la “identidad partidista” revelada por los encuestados muestra que la preferencia por ARENA se ha elevado hasta 39% en noviembre de 2012, el mayor porcentaje de apoyo obtenido desde febrero de 2007, cuando tenía 37% de las preferencias, mientras el FMLN tenía solo 26%. Esta ventaja se cerró y a febrero de 2009 estaban empatados en torno a 34%, lo que resultó en el triunfo del FMLN.

En agosto de 2009, el FMLN tenía 43% de preferencias, casi doblando a ARENA, con solo 22%. Luego, el partido de izquierda vio aumentar las preferencias en su favor hasta un techo de 44% en noviembre de 2009. Por desgaste en el Gobierno, el FMLN cayó a 25% en noviembre de 2011, pero luego muestra una fuerte recuperación a partir de la elección de marzo de 2012 y obtiene 34% de las preferencias en estos momentos.

Otra revelación importante: el saldo entre opiniones positivas y negativas es 16 puntos positivos para ARENA y siete puntos para el FMLN, mientras todo el resto de partidos tiene un saldo negativo. Esto deja en claro que ARENA y FMLN son las dos fuerzas políticas que pueden contar con suficientes preferencias para llegar a gobernar el país.

Al consultar sobre “preferencia para presidente por partidos”, ARENA obtiene 38% y le saca ocho puntos de ventaja al FMLN, quedando nueve puntos para todos los otros partidos y 23% que no declara preferencia.

Entre lo no dado a conocer públicamente por Mitofsky, por alguna razón especial, vemos que al cambiar la pregunta a “preferencia para presidente” incluyendo “candidatos”, Quijano aparece lejos en primer lugar, en tanto que la preferencia en su favor se eleva a 41%, esto es, atrae a un 3% adicional de preferencias independientes por encima de su partido. En segundo lugar, 13 puntos por debajo de Quijano, se ubica Sánchez Cerén, que obtiene en la encuesta solo 28% de las preferencias.

Lo no revelado es que Antonio Saca se ubica en tercer lugar, con solo 19% de las preferencias, esto es, 22 puntos por debajo de Quijano y a nueve de Sánchez Cerén. Este resultado deja escasas posibilidades al expresidente Saca, que solo podría aspirar a un segundo lugar, porque 2% se inclina por “otro partido o candidato” y queda una proporción de solo 10% que “no declara” intención de voto. Entonces, para aspirar a un segundo lugar tendría que quitarle votos a Quijano y a Sánchez Cerén y tomar a lo menos ocho de los 10 que no revelan su intención de voto.

Finalmente, ¿por quién votaría en una segunda vuelta? Si fuera entre Quijano y Sánchez Cerén, el candidato de ARENA obtendría el 53% y el del FMLN 32% (llevados a 100% son 63% contra 39%). Aunque es altamente improbable en este momento, en una hipotética segunda vuelta Quijano obtendría 45% y Saca 29%; y una entre Saca y Sánchez Cerén pone al primero con 45% y al segundo con 32%. Difícil que Sánchez Cerén gane una segunda vuelta, y Saca no le ganaría a Quijano.

Todo muestra que los verdaderos contendientes son Quijano y Sánchez Cerén; Saca queda relegado lejos en tercer lugar y, estadísticamente, con muy pocas posibilidades de crecer en intención de voto a su favor a 16 meses de la elección.