José Mourinho, técnico del Real Madrid, aseguró que, pese a que hace tiempo dio por perdida la Liga, "no sería un fracaso no ganar la Champions" y caer eliminado ante el Manchester United, y descartó que sufra una "crisis" en el banquillo madridista.
 
"No sería un fracaso no ganar la Champions, hay grandes clubes en el mundo y entrenadores que nunca la han ganado. El Real Madrid ha ganado nueve, yo dos, somos privilegiados. Ahora, quiere ganar la décima, yo peleo por mi tercera hasta que llegue. Este año o el próximo, pero tengo confianza en mi trabajo y no pienso terminar mi carrera sólo con dos Champions", afirmó.
 
Descartó Mourinho que esté viviendo un bajón anímico. "Veo que no está al tanto de mi crisis", respondió a un periodista inglés que preguntó. "Cuando acabe la rueda de prensa hable con sus colegas españoles que escriben estas historias y lo entenderá. Yo disfruto tanto como el primer día, quiero acabar a los 70, así que tengo veinte años más para trabajar".
 
Y bromeó sobre si será el sucesor de su amigo Alex Ferguson en el banquillo del Manchester United. "No creo, porque debemos terminar nuestra carrera más o menos al mismo tiempo, él con 90 años y yo con 70".
 
A 24 horas de un partido que marcará la temporada, Mourinho hizo balance del año y recordó que ya han ganado un título. "Teníamos cuatro competiciones para jugar esta temporada, ganamos la Supercopa, perdimos la Liga y estamos en dos competiciones donde podemos ganar o no ganar. Vamos a esperar hasta el final y después haremos el balance".
 
Y dejó un tirón de orejas a sus jugadores. "Es más fácil para los jugadores jugar contra grandes adversarios. Una de las cosas que nos falta esta temporada es el apetito, la motivación cuando jugamos contra adversarios menores. Esa es la razón por la que perdemos puntos ante equipos que debemos ganar".
 
No quiso desvelar el equipo por el que apostará ni la forma en la que planteará el partido. Admitió que si "Pepe está convocado es porque está en condiciones para jugar", aunque admitió que "ha estado mucho tiempo fuera" pero "ha trabajado duro para regresar".
 
Mourinho señaló la eliminatoria de octavos entre Real Madrid y Manchester como la más atractiva de todas. "Todos esperamos un buen partido. Conozco la cultura del fútbol inglés, a un entrenador como sir Alex, creo que van a querer jugar un buen partido también. Esperemos dar al público lo que desea".
 
"Sabemos cómo queremos jugar ante un equipo fortísimo, de gran experiencia internacional que sabe perfectamente manejar variables de estos partidos. Disfruto de los grandes partidos. Cada jugador quiere jugar y siento que algunos están tristes o frustrados por no hacerlo. No los veo ansiosos ni tristes, tienen lo que quieren, un gran partido para jugar", explicó.
 
Se mostró convencido Mourinho de que, cuando abandone el Real Madrid, regresará a Inglaterra. "Después del Real Madrid me encanta todo del fútbol inglés. No sé cuando será, pero normalmente sería mi próximo paso".
 
Y terminó elogiando a Robin Van Persie, uno de los grandes peligros en el partido de mañana. "Es muy buen jugador, no me sorprende lo que hace. Fue fácil para él dar el salto al Manchester United, en un mismo país, cultura y ambiente. Ahora se siente en su hábitat natural, como pez en el agua. Puede marcar la diferencia. Hay que estar muy atentos a él". EFE