La Prensa Gráfica

WhatsApp

Hallan nuevo cementerio clandestino en Apopa

12 de Marzo de 2013 a la(s) 6:0 - Ricardo Flores

Ayer exhumaron a una muchacha no identificada en el cantón Tres Ceibas Arriba. Una mujer y su hija fueron encontradas ahí mismo la semana pasada.

El hallazgo de los cadáveres de una madre y su hija, la semana pasada, contribuyó a que las autoridades localizaran un nuevo cementerio clandestino en la zona rural de Apopa, al norte del departamento de San Salvador.

Gilma Guadalupe Bonilla de Flores, de 37 años, y su hija Estefany Suami Rivas Rodríguez, de 17, fueron localizadas por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) el pasado miércoles en un terreno baldío del cantón Tres Ceibas Arriba. Ayer, en ese mismo terreno, policías y fiscales a cargo de la investigación encontraron el cadáver de una tercera mujer.

De acuerdo con investigadores, se trata de una muchacha que podría tener entre 15 y 25 años. No pudo ser identificada porque no portaba documentos de identidad. Según el criminólogo forense de la Fiscalía, Israel Ticas, la víctima podría tener no más de dos meses de haber sido enterrada en el sitio. El cadáver, según los investigadores, estaba a unos 25 metros de distancia de donde hallaron muertas a las dos mujeres.

De acuerdo con Ticas, el cadáver que desenterraron ayer vestía una blusa celeste con vivos rosados, una falda oscura (que podría ser negra o azul) y ropa interior también de color rosado. Además, según el criminólogo, la muchacha tenía pintadas de ese mismo color las uñas de los pies.

Los investigadores señalaron que se toparon con la fosa el pasado jueves, tras el hallazgo de la madre y su hija. Según su relato, una llamada al Sistema de Emergencias 911 alertó a los policías sobre que el terreno servía como cementerio clandestino.

La PNC maneja la hipótesis de que los cadáveres fueron enterrados en el lugar por una estructura de pandilleros que opera en la urbanización Valle del Sol, colonia que se ubica a pocos metros del lugar del hallazgo. Las autoridades no tienen claros los motivos por los que fue asesinada la muchacha; sin embargo, relacionan el crimen con pandilleros. No descartan que en ese terreno haya más cadáveres.

Este es el segundo cementerio clandestino ubicado en la zona rural de Apopa en los últimos meses. Las autoridades hacen excavaciones, desde diciembre del año pasado, en un cañal del cantón Joya Grande. En ese sitio ya han desenterrado cuatro mujeres y un hombre, hasta la fecha.