El español Rafael Nadal, quinto clasificado mundial y campeón del Abierto Mexicano de Tenis 2013, dijo hoy que el siguiente torneo en su agenda es el Masters de Indian Wells, sobre pista rápida, porque su corazón le dicta que lo juegue.

Nadal, quien estuvo siete meses alejado de la competición, jugará mañana una exhibición en Nueva York en el Madison Square Garden junto con el argentino Juan Martín del Potro y luego viajará al primer Masters 1000 de la campaña, Indian Wells, en California, que se juega del 7 al 17 de marzo.

"La exhibición en Nueva York me servirá para tocar la pista dura antes de Masters Indian Wells y después me voy para allá", declaró Nadal en conferencia de prensa.

El español, quien ganó su título 52 en su carrera, dijo que el Masters de Indian Wells es uno de los mejores torneos para él.

"Me encanta y me apetece seguir compitiendo, la rodilla me ha respondido bien está semana y esperemos que todo siga por el mismo camino ahora sobre pista dura. Tengo que hacer caso a mi corazón y éste me dice que tengo que seguir compitiendo, que necesito ir al siguiente torneo y eso haré y es lo que siento", apuntó.

Nadal, quien venció a su compatriota David Ferrer en la final del Abierto Mexicano, señaló que con el nivel que mostró en Acapulco es difícil vencer a los tres primeros de la clasificación mundial, el serbio Novak Djokovic, el suizo Roger Federer y el británico Andy Murray. "Si me preguntas si me veo capacitado para ganarle a un top-3, esta difícil, pero hoy he ganado al número cuatro del mundo y del cuatro al tres no hay mucha diferencia. Ferrer es uno de los mejores y más completos del mundo", apuntó.

Aseguró que seguirá trabajando para que partidos como el de ayer lo lleven a ser competitivo con todos los jugadores del mundo.

Acerca del partido en el que prácticamente arrolló a Ferrer, dijo que fue uno de los mejores de su carrera. "No he hecho nada mal, he hecho un partido casi perfecto, la perfección no existe, pero para mí fue casi perfecto. Jamás me podría haber imaginado el nivel al que jugué hoy", señaló.

"Hoy jugué como si esos siete meses no hubieran existido, pero existieron y hay que tenerlos presente y todo lo negativo se puede convertir en algo positivo si todo evoluciona bien", finalizó.