“Nosotros tenemos en estudio un segundo proyecto que es una pequeña hidroeléctrica de 2.2 megavatios y tenemos un año que el documento está en el Ministerio de Medio Ambiente y no dan el aval”, señaló Ricardo Arévalo, gerente de producción de la empresa Sensunapán.

Arévalo aseguró que el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) les solicitó realizar cambios en el diseño del proyecto, a lo que accedieron. Ahora está pendiente que el MARN programe la vista pública y la autorización.

Más adelante sería necesario la autorización de operación por parte de la alcaldía y otra serie de trámites en la Superintendencia de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET).

“Esto detiene la inversión. El país necesita inversión en este momento, necesita también energía y empleos, y nada de logra con este tipo de obstáculos”, subrayó el representante de Sensunapán.

Según Arévalo, el proyecto generaría unos 150 empleos directos y que de los $6 millones de inversión cerca del 60% sería para pago de mano de obra.