Informe. El presidente Barack Obama presentó anoche su informe sobre el Estado de la Unión. El mandatario delineó la agenda de su segundo mandato, entre lo que incluyó la reforma migratoria.

Revolución
Además, Obama apostó a que la próxima revolución manufacturera sea “Hecho en Estados Unidos”, al anunciar la creación de tres nuevos centros de innovación manufacturera.
“El 2013 es el momento para la reforma migratoria y eso es lo que estamos esperando. Sería grandioso que mencione una fecha, si ocurrirá en el verano o antes.”
“No es un gobierno más grande lo que necesitamos
sino un gobierno más sensato.”
Barack Obama, presidente de EUA
Otros temas
El discurso del presidente abordó diversos temas de la situación nacional e internacional.
Obama instó al Congreso a aprobar reducciones de gastos en subvenciones para la exploración petrolera.
En relación con la reciente prueba atómica realizada por Corea del Norte, Obama renovó la demanda de un desarme nuclear a escala mundial, indicó The New York Times citando a fuentes del Gobierno.
Además, anunció que otros 34,000 soldados estadounidenses apostados en Afganistán regresarán al país en 2014.
Llamó a realizar más acciones para combatir el cambio climático, recordando la ola de fenómenos meteorológicos extremos de años recientes.
El presidente Barack Obama prometió ayer que promulgará “de inmediato” una reforma migratoria integral si el Congreso la aprueba en los próximos meses, durante su primer discurso sobre el Estado de la Unión de su segundo mandato.

“Envíenme un proyecto de ley para una reforma migratoria integral en los próximos meses y yo la firmaré de inmediato”, prometió Obama en su discurso ante una sesión conjunta del Congreso, en el que delineó sus prioridades legislativas de este año.

El mandatario, cuyo discurso se centró en la defensa de la clase media, señaló que el fortalecimiento de la economía pasa por aprovechar “los talentos e ingenio de los inmigrantes que se esfuerzan con esperanza”.

Obama destacó que una “verdadera” reforma migratoria integral equivale a una mayor seguridad fronteriza, algo que su gobierno ha hecho mediante el mayor desplazamiento de agentes en la frontera en la historia de EUA y una reducción de los cruces irregulares a sus niveles más bajos en 40 años.

La reforma, continuó, también debe establecer “una vía responsable” que permita a los inmigrantes “ganarse” la eventual ciudadanía estadounidense.

Para esto, advirtió Obama, los indocumentados deberán someterse a una revisión de antecedentes penales, pagar impuestos y una multa “sustancial”, aprender inglés y “ponerse al final de la cola” de quienes intentan emigrar a Estados Unidos de forma legal.

Además, esa reforma debe corregir el sistema de inmigración legal de manera que se reduzcan las demoras en los trámites, “se reduzca la burocracia” y el país atraiga a emprendedores con altas destrezas laborales y a ingenieros que “ayudarán a crear empleos y a acrecentar la economía”.

Obama señaló que la reforma migratoria integral cuenta con el respaldo de líderes del sector privado, de los sindicatos, agencias policiales y comunidades de fe.

En la actualidad, grupos bipartidistas en ambas cámaras del Congreso trabajan “diligentemente” para elaborar un proyecto de ley destinado a reformar el sistema de inmigración. “Aplaudo sus esfuerzos”, agregó.

Medidas económicas

El presidente pidió al Congreso aprobar una subida del salario mínimo progresivamente hasta los $9 la hora en 2015, frente a los $7.25 actuales.

“Hoy, declaremos que en la nación más rica de la Tierra, nadie que trabaje a tiempo completo deba vivir en la pobreza y subamos el salario mínimo federal hasta los $90”, indicó Obama ante los legisladores en el Congreso.

Obama señaló que los “restos de la crisis” fueron eliminados de la economía estadounidense, pero recalcó que aún queda mucho trabajo para crear más empleos.

El senador republicano por Florida, Marco Rubio, aseguró en su respuesta al discurso del presidente que las políticas del mandatario perjudicarán a la clase media en Estados Unidos.

“Los incrementos a los impuestos y el gasto deficitario que usted propone perjudicarán a las familias de clase media... señor presidente, no me opongo a sus planes porque quiera proteger a los ricos, me opongo a sus planes porque quiero proteger a mis vecinos”, aseguró.

Rubio, de 41 años y estrella ascendente republicana, fue seleccionado para responder, en inglés y español, al discurso de Obama.