Foto por Foto de LA PRENSA/Nombre

Trayectoria. El padre Rafael A. Murillo fue ordenado sacerdote en 1996 y siguió sus estudios de teología en Roma.

1 de 2
  • Trayectoria. El padre Rafael A. Murillo fue ordenado sacerdote en 1996 y siguió sus estudios de teología en Roma.

  • Publicación. Icatholic.org retomó la labor del sacerdote salvadoreño Rafael A. Murillo en Utah.

Trayectoria. El padre Rafael A. Murillo fue ordenado sacerdote en 1996 y siguió sus estudios de teología en Roma.
El padre salvadoreño Rafael A. Murillo se encuentra en Utah, donde ha sido asignado a la parroquia de Santa Elizabeth tras estar en El Salvador.

Según indica el sitio web Intermountain Catholic, el padre Murillo inició su tarea en la iglesia de Richfield el 1.º de febrero.

El sitio agrega que el sacerdote salvadoreño será uno de cuatro que servirán en esa parroquia hasta que se realicen las asignaciones permanentes en agosto, detalló monseñor Colin F. Bircumshaw, vicario general de la diócesis de Salt Lake City.

El padre Rick Sherman dirigía esta iglesia de Utah, pero ahora se encuentra en un año sabático.

El padre Murillo entró en el seminario a los 18 años y fue ordenado sacerdote en 1996. Su primera asignación fue en Ilobasco, Cabañas, donde laboró por 15 meses, detalla Icatholic.org.

Posteriormente, siguió sus estudios de teología en la Universidad Pontificia Gregoriana en Roma. “Para mí fue una experiencia maravillosa y única. Estuve allí durante el papado de Juan Pablo II”, detalló el padre al sitio católico.

Tras sus estudios sirvió en la archidiócesis de Baltimore antes de regresar al país.

El sitio agrega que la invitación de servir en Utah llegó a través de otros sacerdotes salvadoreños que ya se encuentran en ese estado ubicado en la costa este de Estados Unidos.

Detalla que hay cuatro sacerdotes salvadoreños en el área. Estos son el padre José Barrera Hernández, que ejerce como vicario parroquial de la iglesia San José en Ogden; el padre German Umaña, vicario parroquial de la parroquia Santa María de la Asunción en Park City.

También están en ese estado el padre Marco Tulio López, administrador de la parroquia de San Felipe en Wendover; y el padre José Fidel Barrera Cruz, vicario parroquial en la parroquia de Cristo Rey en Cedar City.