El defensa del Barcelona Gerard Piqué pidió hoy fe en la victoria ante el Bayern Múnich porque el conjunto azulgrana es "el único equipo capaz" de remontar una eliminatoria que pierde por 4-0.

"Hay que tener carácter, confianza, generar ocasiones, marcar pronto y no sentirnos eliminados. Si se da todo eso, y con un punto de suerte, se puede pasar", afirmó el internacional español en la rueda de prensa previa al encuentro de vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones de fútbol.

Piqué aseguró que el Barcelona todavía confía en jugar la final. "La plantilla está bien y con confianza.

Lucharemos hasta el final. Representamos a un club que ha ganado mucho y no podemos pensar que no tenemos opciones", manifestó. El defensor fue más lejos al afirmar que el plantel cree "al cien por cien que se puede remontar". "El equipo está convencido de ello. Los días siguientes de sufrir una goleada siempre surgen dudas, pero a medida que se acerca el partido te vas animando. El fútbol es muy psicológico. Son 90 minutos, hay que meter presión y que la afición nos ayude. Intentar marcar pronto e ir con mentalidad positiva", insistió.

El defensa azulgrana pidió el mayor apoyo al Camp Nou para propiciar un ambiente idóneo. "Necesitamos el Camp Nou de los mejores tiempos. Es difícil creer con un 4-0 en contra. Pero cuando yo tenía 7 años, en la final de Champions 1994 ante el Milan, el Barça perdía por 4-0 y yo creía en ellos. Mi padre, con sentido común, me decía que no teníamos opciones. Es un día para ser niños", confesó.

Piqué también quitó trascendencia a unas declaraciones del presidente de honor del Bayern Múnich, Franz Beckenbauer, quien habría manifestado su temor ante un eventual juego "sucio" del Barcelona.

"Sus palabras se malinterpretaron. Lo conozco bien y sé que es un señor.No dijo eso, o no lo quiso decir. Sabe que lo que hemos ganado es por nuestros propios méritos. No se refería a eso, estoy convencido", destacó.

Además, Piqué pidió no enturbiar los prolegómenos del partido con este tipo de cuestiones.

"Nosotros jugamos en el campo. Nuestra fuerza no es hablar, sino hacer un gran partido. Todo lo demás es un circo que os interesa a vosotros", dijo a la prensa.