El Juzgado Sexto de Sentencia de San Salvador instaló esta mañana el juicio contra  Wilfredo Pérez y Luisa Carrillo de Najarro, acusados de haber ordenado el homicidio de una fiscal, cuya identidad no fue revelada porque cuenta con régimen de protección.

Pérez y Carrillo, según la acusación de la Fiscalía General de la República (FGR), contrataron en 2009 a Pedro Etewaldo Guerrero,  quien se encontraba recluido en el penal de Mariona cumpliendo una condena por otro homicidio, para que coordinara el asesinato de la fiscal.

"Ellos se contactaron con el señor Pedro Etewaldo y le enviaron un manuscrito con el nombre de la víctima y su dirección. Le ofrecieron $7,000 por el homicidio. Él desiste y decide dar parte a la policía. De esta forma se evita  que se atente contra la señora (fiscal)", explicó el fiscal del caso.

La Fiscalía no ha logrado establecer el móvil del intento de homicidio. A Guerrero le concedieron criterio de oportunidad (beneficios judiciales a cambio de su declaración. Está previsto que testifique esta tarde ante el Sexto de Sentencia.

El tribunal decretó, este mediodía, un receso por tiempo indefinido para revisar las medidas de protección para la víctima aprobadas por la Unidad  Técnica Ejecutiva (UTE).