Cuando comenzó el torneo Apertura 2012, la principal referencia que se tenía de Alianza era la pólvora que había logrado juntar en su delantera: Sean Fraser, Nelson Bonilla y el regreso de Rodolfo Zelaya. Dinamita pura.

Finalizadas las dos vueltas de clasificación y a punto de disputarse la final del campeonato, las sospechas se volvieron certezas y si algo no le ha faltado a los capitalinos han sido goles. Con un pequeño bache de tres juegos sin sacudir las redes —coincidente en las tres derrotas consecutivas con que comenzaron la segunda vuelta—, los albos pueden preciarse de tener la segunda delantera más poderosa del certamen, solo superada por la de su rival del domingo, Isidro Metapán, que ha cosechado 42 en 20 partidos.

Mientras, Alianza tiene 37 en la misma cantidad de encuentros. Y como ya se preveía, sus tres delanteros de referencia son sus máximos anotadores, todos a la espera de anotar el próximo fin de semana en el “Coloso de Monserrat” para darle la décima corona de su historia a los albos.

Los números del trío Fraser-Bonilla-Zelaya son demoledores. De las 37 dianas conseguidas por los capitalinos, 24 fueron anotadas por los tres jugadores, con el jamaicano como líder —y también campeón de goleo, a la par del panameño Nicolás Muñoz, del Isidro Metapán—, con 12 dianas. Prácticamente, de cada tres tantos albos, uno es de Fraser.

Seguido al caribeño, su habitual pareja de baile es Nelson Bonilla, quien convirtió ocho goles a lo largo del campeonato; y luego Rodolfo Zelaya, con cuatro.

Así, y si bien los números pondrían a Bonilla como aparente titular para la final del campeonato, lo cierto es que Fito ha ganado terreno desde la recuperación total de la lesión que lo mantuvo alejado de las canchas por más de 10 meses.

De hecho, en el entreno que los albos sostuvieron ayer en el estadio Cuscatlán, el aparente once titular con que Ramiro Cepeda probó a la hora del juego interescuadras era interesante por la presencia de Zelaya en el mismo. ¿El resto? El mismo que jugó tanto el partido de vuelta como el de ida ante FAS.

Así, Miguel Montes es fijo en portería, respaldado en el sector defensivo por Danny Torrez, Jonathan Barríos, Ramón Martínez de Paz y Carlos Arévalo. Mientras, en el medio repetiría el trivote que forman Roberto Maradiaga, Elman Rivas y Rudy Valencia, complementado con Cristian Castillo, para que la punta del ataque albo sea para Fraser y Fito Zelaya.

Es, precisamente, ese último cupo del once capitalino el de la duda. Fito gana terreno pero no se autoadjudica la titularidad, sino que lo deja a criterio de Cepeda. Mientras, Bonilla también acepta el papel que Zelaya pueda jugar y deja la decisión final del domingo a su entrenador.

“Yo trabajo tranquilo, el que decide quién juega y quién no es el entrenador y si me toca jugar lo trataré de hacer bien. Si no, apoyaré a mis compañeros”, asegura Zelaya.

“Es una competencia sana. Con Fraser, como con Fito, tenemos una gran oportunidad. Lo importante es que todos los delanteros seamos competitivos porque quien se quede fuera va a entrar con las ganas de hacer las cosas bien”, dice, por su parte, Bonilla, sobre el tema. “No importa quién juegue, importa ganar el título”, agrega.

Los otros goleadores

Pero si ninguno de los tres rematadores albos está fino el domingo, los capitalinos tienen otro grupo de ocho jugadores que anotaron a lo largo del torneo para intentar perforar las redes metapanecas. Estos son: Christian Vaquero (3), Cristian Castillo (3), Roberto Maradiaga (2), Arturo Albarrán, Odir Flores, Abraham Amaya, Elman Rivas y el aún lesionado —por tanto ausente— Matías Passarrelli, todos con uno. Si no, cualquier otro es bienvenido.