El presidenciable arenero, Norman Quijano, dijo estar satisfecho con los resultados de las últimas encuestas, porque aparece como favorito en la intención de voto por candidato. Esto, en respuesta a las declaraciones ofrecidas ayer por el diputado del FMLN, Roberto Lorenzana, quien aseguró que ARENA está tomando una actitud confrontativa, a raíz de los resultados de las encuestas.

A Quijano no le preocupa que su popularidad se haya reducido, según la más reciente encuesta de LPG Datos, como efecto del desalojo de vendedores implementado en el centro de San Salvador.

Se siente confiado porque las estadísticas siguen reflejando la preferencia de los votantes hacia el candidato arenero, por sobre el presidenciable del FMLN, Salvador Sánchez Cerén.

En dicha encuesta, publicada el pasado 3 de diciembre, Quijano aparece con un 34.9% de aprobación, y Sánchez Cerén logró 16.3%.

El tricolor, además, logró una opinión favorable del 57.8% y un 23.8% como desfavorable; mientras que Sánchez Cerén alcanzó un 35.8% como buena y 34.4% como mala.

El también alcalde de San Salvador se mostró convencido que el partido ARENA volverá al gobierno en 2014, y que además lo hará en primera vuelta. Quijano afirma que seguirá trabajando con su equipo para presentar buenas propuestas a los salvadoreños.

A la fecha, ARENA no ha completado su formula presidencial, pero afirma que se encuentran estudiando perfiles y que el nombre del elegido será anunciado hasta el próximo año.

Las declaraciones del presidenciable arenero fueron brindadas cuando supervisaba las ventas de pólvora del parque Centenario, de San Salvador, que están autorizadas hasta el 31 de diciembre.