El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, aseguró hoy al término de la cumbre de Bruselas que la Unión Europea (UE) ha transmitido un mensaje de seguridad en el euro en esta nueva cita, al tiempo que descartó un rescate inminente de la economía española.

Según Rajoy, el acuerdo sobre el supervisor bancario único o la liberación del nuevo tramo de ayuda a Grecia son muestras de que la UE toma decisiones "y eso da seguridad y certidumbre", afirmó.

Al mismo tiempo, reiteró que las medidas de ajuste para corregir los problemas de la economía española las adoptó porque no tenía otra alternativa.

"No podemos gastar lo que no tenemos", dijo en referencia a España. "Tenemos que hacer un esfuerzo y el esfuerzo tiene que ser de todos", destacó. La prioridad, subrayó, es combatir el elevado déficit.

"Es algo imprescindible para España si queremos crecer y generar empleo...el gobierno ha tomado decisiones equilibradas y equitativas" para mejorar la situación, dijo.

"Nuestra prioridad es luchar contra la crisis...hemos sido equitativos en el esfuerzo que hay que hacer", agregó. Nuevamente reiteró sus palabras de esta mañana acerca de que, de momento, España no necesita un rescate.

"Es un instrumento que el Banco Central Europeo y el señor (Mario) Draghi han puesto a disposición de los países, y por tanto el gobierno español...puede usar o no, y decidirá en función de los intereses generales", explicó.