Flea, bajista de los Red Hot Chili Peppers, hizo una breve pausa antes de interpretar los primeros acordes de "She's only 18".

El músico tomó el micrófono y con un tono sensible expresó a los mexicanos su amor por el país.

"Somos una banda de California y desde la frontera podemos ver que México es un país hermoso y lo llevamos en el corazón", expresó Flea, durante el concierto que su agrupación ofreció la noche del martes en el Palacio de los Deportes de la capital mexicana ante más de 20,600 personas, de acuerdo con cifras de la promotora Ocesa.

"¡Esto es una fiesta! ¡Una fiesta de canciones!", gritó un eufórico Flea, que en cada canción interactuó con el público en un perfecto español.

El bajista de la popular banda originaria de Los Ángeles parece disfrutar al máximo sus visitas a México y eso lo refleja sobre el escenario.

El músico ha declarado en diversas ocasiones que, además de disfrutar de las playas mexicanas, también gusta del arte del país, en especial de la obra de la emblemática pintora Frida Kahlo cuyo museo, La Caza Azul, visitó el excéntrico bajista en 1999, durante el debut de los Chili Peppers en escenarios mexicanos.

Seis años pasaron antes de que la agrupación regresara a México, razón por la que el vocalista Anthony Kiedis, el bajista Flea, el baterista Chad Smith y el guitarrista Josh Klinghoffer salieron al escenario dispuestos a complacer a su público con un puñado de éxitos con el que recorrieron 30 años de carrera musical.

En el repertorio de la banda figuraron canciones como: "Monarchy of Roses", "Dani California", "Otherside", "Look Around", "Can't Stop", "She's only 18", "Snow (Hey Oh)", "The Adventures of Rain Dance Maggie" y "Me & My Friends".

Mientras que el cantante Anthony Kiedis demostró que su voz se mantiene intacta a sus 50 años de edad y que sus sexys movimientos aún despiertan los suspiros de las féminas, sus compañeros Flea, Smith y Klinghoffer ofrecieron al público una pequeña prueba de su virtuosismo musical.

"Parallel Universe", "Under the Bridge", "Californication", "By the way", "Around the World" y "Give it away" también formaron parte del listado de temas con las que Chili Peppers agasajó a sus fans mexicanos.

La presentación del martes fue el segundo de cuatro conciertos que los Chili Peppers tenían programados en Latinoamérica antes de dar fin a "I'm With You Tour", la extensa gira mundial que el grupo inició en julio de 2011, en Estados Unidos y con la que también recorrió Sudamérica, Europa, Asia y Australia. El domingo pasado, el cuarteto realizó una presentación en la ciudad de Guadalajara, en el oeste de México.

El cuarteto ofrecerá el miércoles su segundo concierto en la capital mexicana para luego viajar a Guatemala donde actuaría el viernes como parte del Tigo Festival. La banda se tomará unos días de descanso para volver el 14 y 21 de abril al festival de rock Coachella, que se realiza anualmente en Indio, California, donde el cuarteto fungirá como uno de los grupos estelares.

El cierre de la gira se realizará el 21 de junio próximo en el Firefly Music Festival, en Detroit, Michigan. En 30 años de carrera, Red Hot Chili Peppers ha vendido más de 80 millones de discos a nivel mundial y en 2012 ingresó al Salón de la Fama del Rock and Roll.