Seguridad. Un policía vigila durante una toma policial a tres favelas ubicadas en las faldas del cerro del Corcovado.

6 millones
El papa Francisco cuenta ya con más de seis millones de seguidores en su cuenta @pontifex de la red social Twitter, de los que casi 2.5 millones son de lengua inglesa y 2.1 millones, española.
La ocupación policial de la favela de Cerro Corá, en el elegante barrio Cosme Velho, completó ayer el “cinturón de seguridad” armado por las autoridades de Río de Janeiro para recibir al papa Francisco, que llegará a la ciudad brasileña para la Jornada Mundial de la Juventud, del 23 al 28 de julio.

El operativo, que movilizó en total a 400 efectivos de la Policía militarizada, tardó media hora en ocupar la barriada de 5,000 habitantes ubicada cerca del camino que lleva al famoso monumento de Cristo Redentor, y que hasta hoy era controlada por bandas de narcotraficantes.

“La llegada del papa y el aumento del flujo de turistas son las razones de nuestra entrada (en Cerro Corá)”, afirmó el portavoz de la Policía militarizada, el coronel Frederico Caldas, quien agregó que la favela ocupada era la única que faltaba para completar el “cinturón de seguridad” armado en la zona Sur de Río, la más rica de la ciudad.

Según el militar, tras la ocupación policial de otras 32 comunidades pobres en los últimos años, muchos narcotraficantes se trasladaron a Cerro Corá, lo que también motivó la decisión de incluir la barriada en el proyecto de Unidad de Policía Pacificadora (UPP), lanzado en 2007 por el gobernador de Río, Sergio Cabral.

Durante la operación, los agentes decomisaron tres kilos de marihuana, 100 balas de fusil y equipos de radiotransmisión, que al parecer fueron abandonados en un terreno vacío por los delincuentes en fuga.

Reunión con Rousseff

El papa Francisco se reunirá con la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, afirmó el gobernador Cabral.

El funcionario dijo que la reunión tendrá lugar en el palacio Guanabara, sede del gobierno regional de Río de Janeiro, sin precisar la fecha.

El gobernador también desveló que la favela que tiene previsto visitar el papa será muy probablemente el Complejo de Manguinhos, una barriada ocupada por la policía en 2012 y que durante décadas fue considerada como una de las más peligrosas de la ciudad carioca.