Para el obispo auxiliar de San Salvador, monseñor Gregorio Rosa Chávez, es necesario que dentro de la tregua entre pandillas se establezca un plan de rehabilitación para los pandilleros, con el fin de erradicar la violencia entre los grupos.

"¿De qué sirve bajar estadísticas (de homicidios) si no se avanza en rehabilitación de pandilleros?...Necesitamos un proceso más completo, un trabajo de cúpula, es importante el tema”, acotó el obispo, esta mañana, al dirigirse a los medios nacionales.

Rosa Chávez espera que el tema no sea olvidado y se pueda integrar en el proceso, que a inicios de este mes cumplió un año de haberse implementado y con el cual se ha reducido el número de homicidios en el país.

De 14 a 16 muertos al día se ha pasado a un promedio entre 4 ó 6 por día, de acuerdo con las autoridades de Seguridad.

En otros temas, Rosa Chávez pidió transparencia en la discusión del presupuesto para las elecciones del 2014 y que las leyes protejan a la mujer, al momento de referirse al caso de la absolución del primer imputado por feminicidio en el país.

Papa es “un discreto servidor de Jesucristo”

Durante una conferencia de prensa, Monseñor Rosa Chávez dijo conocer personalmente al recientemente electo papa Francisco, a quien calificó como “un discreto servidor de Jesucristo”.

“(El papa) es un hombre que refleja lo que es un obispo, que camina con el pueblo, un obispo que no se siente dueño, sino servidor, discreto y accesible… El ha llegado a Roma sin quitarse esa experiencia… Se parece a Jesucristo, el buen pastor”, dijo el obispo.

Asimismo, debido a la convicción especial que tiene el nuevo papa hacia el obispo mártir monseñor Romero, Rosa Chávez espera que “los astros estén alineados” y se logre la canonización del obispo salvadoreño fallecido.