La epidemia de roya del café provocó unas pérdidas por valor de 550 millones de dólares en Centroamérica y la merma de 441.000 puestos de trabajo en la campaña 2012-2013, según estimaciones incluidas en el último informe de precios de la Organización Internacional del Café.

Guatemala perdió 115.000 empleos, seguida de Honduras (100.000), El Salvador (90.000), República Dominicana (56.500), Nicaragua (32.000), Panamá (30.000), Costa Rica (14.000) y Jamaica (3.640).

Son cálculos del programa Cooperativo Regional para el Desarrollo Tecnológico y Modernización de la Caficultura (Promecafe), que afectan a estos países.

Sin embargo, la OIC mantiene la producción mundial estimada para el año cafetero 2012-2013 en 144,6 millones de sacos (un 6,4 % más que en la campaña anterior) e indica que los precios se estabilizaron en marzo.

El daño causado por la roya del café en Centroamérica ha sido compensado por una mayor producción en otros países, particularmente en Brasil, Indonesia y Etiopía, según la OIC.

Según este organismo, el hongo de la roya, que afecta a muchos países de Centroamérica y el Caribe, ha provocado una merma de 2,3 millones de sacos.

La crisis de la roya -la peor desde que el hongo se detectó por primera vez en Latinoamérica en los años 70- centró el pasado marzo la reunión semestral del Consejo de la OIC, que acordó trabajar con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para apoyar a los damnificados.