“Los despidos en el Órgano Judicial tienen tinte político”, dijeron esta mañana los trabajadores agremiados al Sindicato de Empleados Judiciales (SINEJUS), cuando brindaban su postura sobre la decisión de la gerencia de recursos humanos de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que notificó ayer el despido a decenas de empleados de la institución.

La gremial dijo que el despido de director Medicina Legal, José Miguel Fortín, está relacionada a choques con el gabinete Justicia y Seguridad Pública, en materia de homicidios y cifra de desaparecidos, en los cuales, ambas instituciones muestran discrepancia de cifras mensuales.

Asimismo, el Sindicato denunció que exedil farabundista Luz Estrella Rodríguez asumiría dirección Medicina Legal, sin embargo; las autoridades no han manifestado nombres.

El Sindicato dijo que estará estudiando las medidas a tomar, para protestar contra las decisiones de la CSJ.

Durante la conferencia de prensa, SINEJUS censuró silencio del otro sindicato judicial SITTOJ sobre el mismo tema. Tras conocer las notificaciones, SINEJUS dijo que la nueva administración se apresta a despedir a 1,500 trabajadores del Órgano Judicial.

La Corte, sin embargo, emitió un comunicado de prensa en el que asegura que no se trata de despidos masivos, sino de “reacomodos necesarios a fin de garantizar el trabajo institucional”. El contrato de 2,518 empleados vence el próximo 31 de diciembre.

El presidente de la CSJ, Salomón Padilla, no precisó de cuántas contrataciones prescindirá a partir de enero del próximo año.

“Es normal que llegada una administración, y finalizado un año, las contrataciones de aquellas personas que están por contrato se puedan tomar algunas decisiones. Y está en libertad la administración de poder tomarlas. No puedo precisarle cuántos pudieran ser. Lo que sí puedo asegurarle es que no son 2,500 ni 2000 ni 1,000, ni siquiera 500”, afirmó en una conferencia de prensa sobre sus primeros 100 días de gestión.

En el comunicado de prensa divulgado ayer, la Corte tampoco precisó la cifra exacta de empleados despedidos. Solo aseguraron que han seguido los “procesos administrativos que corresponden”.