El chileno Alexis Sánchez jugó su mejor partido de la temporada, el argentino Lionel Messi alargó a 13 su récord de encuentros consecutivos con gol en la liga española y el Barcelona solventó sin problemas el domingo la visita del Getafe, al que apabulló 6-1 por la 23ra fecha.

Sánchez abrió la cuenta con su primer gol del campeonato a los seis minutos, Messi amplió a los 13 para acentuar su dominio como máximo cañonero con 35 dianas en liga y 46 en todas las competiciones y David Villa (58) y Cristian Tello (79) aumentaron el marcador antes del descuento de Alvaro Vázquez (83) para el Getafe, que hilvanó cuatro derrotas seguidas de visitante y marcha provisionalmente en el 12do lugar de la tabla. Andrés Iniesta (90) completó una actuación primorosa con el quinto y Gerard Piqué dio el tiro de gracia en los descuentos.

El Barsa, líder destacado con 62 puntos, volvió a ganar tras dos empates consecutivos en la liga y la Copa del Rey y es seguido a 12 unidades de distancia por el Atlético de Madrid, que cierra la jornada en cancha del Rayo Vallecano.

La programación dominical se completa con los cotejos Zaragoza-Real Sociedad y Athletic de Bilbao-Espanyol.

En la jornada adelantada del sábado, el Real Madrid calentó su inminente compromiso de Liga de Campeones, el miércoles ante el Manchester United, al golear 4-1 al Sevilla con un triplete de Cristiano Ronaldo, quien sigue a Messi con 24 redes en liga. Mallorca y Osasuna empataron 1-1, mientras que el Valencia se impuso 1-0 en cancha del Celta de Vigo, el Málaga 3-1 en el estadio del Levante y el Granada, también de visitante, 3-0 al Deportivo La Coruña.

Sin compromisos europeos entre semana y tras los partidos de selecciones, el Barsa saltó a la cancha con cambios sensibles en la alineación, notables la ausencia por lesión de Xavi Hernández y las suplencias de Cesc Fábregas, Dani Alves, Sergio Busquets, Pedro Rodríguez y el argentino Javier Mascherano.

Sánchez partió de titular en liga por primera vez en 2013 y apenas tardó seis minutos en anotar su primer gol desde que le marcara al Córdoba el pasado 10 de enero por la copa. El tanto nació en el desmarque del atacante, excelentemente interpretado por Iniesta con una precisa diagonal que Sánchez controló con la diestra y cruzó a la red con la zurda.

La posición flotante de Messi, buscando asociarse entre líneas con los centrocampistas, liberaba la frontal del área para las llegadas de Sánchez, Villa y Thiago Alcántara, que repitió maniobra en el segundo tanto, amortiguando otro servicio de Iniesta para que Messi, mejor colocado, empujara a gol.

La táctica de presión avanzada y repliegue inmediato del Getafe, juntando a sus 11 futbolistas en menos de 15 metros, quedó desbaratada en menos de un cuarto de hora con el 2-0.

Con escaso despliegue ofensivo, los visitantes apenas inquietaron el arco defendido por Víctor Valdés mientras el Barsa, acomodado, perdonaba el tercero en un remate al poste de Messi tras devolución de Sánchez y un zapatazo desviado de Villa a pase de Jordi Alba.

Tampoco llegó tras el descanso en un rechace de Jordi Codina que ni Messi ni Sánchez acertaron a resolver, pero finalmente Villa se sumó a la fiesta con su primer tanto desde ese mismo partido copero ante el Córdoba, superando entre las piernas al arquero con poco ángulo.

Messi se apuntó también una asistencia en el cuarto de Tello, ingresado de suplente para certificar el pleno anotador de la delantera barcelonista, antes de que Vázquez anotara el tanto del honor visitante en una escapada.

Iniesta, el mejor del partido, tuvo tiempo de celebrar el quinto nuevamente tras intervención de Messi y Piqué, con el tiempo cumplido, empujó sin oposición un balón que bajó Thiago para el sexto.