El ejército colombiano informó el viernes que un importante guerrillero de las FARC se desmovilizó. Se trata de Pablo Antonio Ramírez Patiño, alias "Fabián Brazo" o "el Chopo", comandante del frente 20 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), explicó el comandante del ejército, general Sergio Mantilla.

El rebelde se entregó a autoridades militares en el municipio de Sabana de Torres, departamento de Santander, a 320 kilómetros al este de Bogotá. Se rindió con sus armas, agregó el oficial. Ramírez Patiño, que llevaba 20 años en las filas de las FARC, era requerido por las autoridades por los delitos de homicidio, secuestro y terrorismo.

Fabián Brazo "entregó una gran cantidad de armamento, entre fusiles, morteros y ametralladoras, y las razones que dio para su desmovilización es el aislamiento total de muchos de los frentes" de las FARC, dijo Mantilla en una rueda de prensa en una guarnición militar en el norte la capital colombiana.

Los guerrilleros de las FARC, agregó Mantilla al retomar la versión del desmovilizado, "están desconectados, no reciben desde hace más de seis meses ninguna instrucción; además de eso, el maltrato recibido por su compañera, a quien otro cabecilla la obligó a abortar".

En lo que va corrido del año al menos 12 jefes de frentes de las FARC se han desmovilizado. Mantilla dijo que desde noviembre de 2011, 1.458 integrantes de las FARC se han desmovilizado.

"Se tomó esta decisión debido a la presión de la fuerza pública en algunas áreas, porque eso no hay de negarlo: hay muchas áreas en las que hay mucha presión por parte de las fuerzas militares. Y lo otro es que uno mira de que uno no tiene ningún futuro; uno (en la guerrilla) cada día está pensando que a qué hora cae en combate... Fue un tiempo perdido", aseguró Fabián Brazo en la misma rueda de prensa. "¿Qué me queda de las FARC? ¿Qué me puede quedar? Nada... Solamente sufrimiento, 20 años perdidos, 20 años que debería haber estado en algún trabajo e inclusive estaría pensionado en estos momentos. Hacía seis meses que no tenía ninguna orden y no sabía nada de lo que estaba pasando en el interior de esta organización".

Actualmente las FARC y el gobierno del presidente Juan Manuel Santos adelantan en Cuba un proceso de paz para tratar de poner fin a casi 50 años de confrontaciones entre las partes.

Sobre los diálogos de La Habana, Fabián Brazo dijo a los reporteros que "no les puedo decir que siguen bien o que van mal porque no tenemos ningún reporte de esto... Nosotros de allá (de Cuba) no recibíamos ninguna orientación. Sé lo que se escucha por los medios de comunicación".