Los restos de Celsa Cortez, la señora de 64 años que fue víctima, juntos a sus dos nietos, de una paliza propinada el pasado lunes por dos hombres, fueron sepultados este domingo en el cementerio del municipio Nueva Granada, departamento de Usulután.

Familiares de Cortez y vecinos asistieron al entierro de la mujer, y pidieron que se aplique todo el peso de la ley a los causantes de esta muerte, quienes también golpearon a dos niños, de 6 y 3 años de edad. Los niños permanecen ingresados en el Hospital de Niños Benjamín Bloom. 

El ataque ocurrió en el cantón Los Talnetes, del municipio de Mercedes Umaña.

Cortez murió el pasado jueves en el Hospital San Juan de Dios de San Miguel, por una lesión craneoencefálica.

Ayer, la Policía Nacional Civil confirmó la captura de los primos José Marcial Cisneros, de 21 años, y Carlos Cruz Gaitán, de 19, acusados de este homicidio y de lesiones contra los niños.

La Fiscalía General de la República (FGR) adelantó ayer que procesará a Cisneros y Cruz por los delitos de homicidio agravado en grado de tentativa en perjuicio de tres personas, homicidio agravado en contra de Celsa Cortez e intento de violación en grado de tentativa en perjuicio de la madre de los dos niños.